Rescatados niños que habían desaparecido del sector Andrés Bello en El Tigre
Administración de Maduro reporta 686 nuevos casos y 7 fallecidos por Covid-19
Jesús Figuera: “estaremos vigilantes del nuevo gobierno porque sabemos que hay ofertas engañosas”
Alcalde de El Tigre condenó y castigó que hayan localizo a niño desaparecido sin vida 
Luego de intensas búsquedas localizan el cadáver de uno de los niños desaparecidos en El Tigre
Proyecto Salvados para Salvar realizará vigilia por la aparición de niños desaparecidos
Explosión en termoeléctrica de San Diego deja sin electricidad parroquias del municipio Monagas
Cámara Venezolano Española pide regular vuelos para brindar seguridad a inversionistas
Negociación crucial en OMC sobre acceso a vacunas en suspenso por pandemia
Karol G sufrió grave caída en medio de un concierto
La venezolana Luiseth Materán viajó a Israel para el Miss Universo 2021
Hemorragia de Carmen Salinas estaría disminuyendo
El Barcelona triunfó sobre la hora ante el Villarreal
Palmeiras se coronó en la Copa Libertadores 2021 al derrotar 2-1 a Flamengo
Miku Fedor no le cierra la puerta a la Vinotinto
Venezuela suma siete medallas en los Juegos Panamericanos Juveniles Cali-Valle 2021
Iván Duque toma medidas para evitar propagación de variante africana del coronavirus
Miles de cubanos conmemoran un hito histórico de su lucha por la independencia
Miles de policías protestan en España contra una reforma legal del gobierno
EEUU admite que nueva variante ómicron podría haber llegado ya sin ser detectada
Next
Prev
noviembre 28, 2021
Hoy domingo 28 de noviembre de 2021 | Valor Petro: Bs. 257,9500 para la compra / Bs. 257,9500 para la venta | | IDI: 0,0224| | Sistema mesa de cambio: BCV: $ 4,5828 / BDV: $ 0,00 / BCV: € 5,1394 / BDV: € 0,00 | | Menudeo: $ 4,5828 / € 5,1394 para la compra, $ 4,6286 / € 5,1908 para la venta. |

Vivencias / La radio

Vivencias / La radio

Hablar de la radio como instrumento de comunicación, no sería nunca completa si no se menciona el hecho que marcó el más importante precedente del alcance en la credibilidad del oyente, como lo fue la obra de teatro “La guerra de los mundos”, escrita por Herbert George Wells y adaptada por Orson Welles y un equipo de producción para narrarla y difundirla por el mismo Orson Welles, como novela de radio.

Esa difusión causó tanta sensación de veracidad en los oyentes que ocasionó un caos en la agitada población norteamericana.

De allí se pudo comprobar lo influyente que ha sido la radio en el comportamiento del ciudadano común, por lo que se consideró necesaria la regulación oficial para evitar los abusos de radiodifusores sin ética en el uso de los mensajes.

En Venezuela, la radio fue y sigue siendo un importante medio de comunicación, educación y entretenimiento. En esta zona y cuando predominaban las ondas hertzianas en Amplitud Modulada, tuvimos una época casi que la exclusividad de oír los diferentes mensajes a través de la radioemisora La Voz de El Tigre, y luego, después de un largo tiempo fue acompañada desde El Tigrito por la emisora Radio Guanipa.

Tanto el estilo como las voces de sus locutores eran instrumento de identificación de las diferentes emisoras. Calazán Guzmán, Pedro Lugo Vílchez, Francia Hernández Macías, Freddy Rodríguez Ron, Ramón Pérez Quintana, Hernán Iro entre otros y últimamente Manuel Vargas Ávila, eran las voces mayormente definidas como identificadores de La Voz de El Tigre, mientras que a Radio Guanipa la identificaron con su voz, entre otros: Ángel Morales, Olafo Medina, Enrique Urbina Ávila, que trabajó en las dos emisoras, Dona Rodríguez, Horacio Quijada, Agustín Blanco y últimamente Fernando Zaurín.

Por La Voz de El Tigre, que tenía unos estudios con amplios espacios especialmente concebidos para presentar actos en vivo como se estilaba en las antiguas radioemisoras, mi hermano César se ganó una gavera de refrescos por participar escribiendo una décima que seleccionaron para radiarla en el programa “El galerón premiado” una promocional que animaba Calazán Guzmán, patrocinado por la embotelladora Pepsicola en sus inicios en la zona.

También a La Voz de El Tigre, yo le tenía un seguimiento todos los sábados a mediodía a un espacio de difusión de las actividades del Instituto Alberto Carnevali, donde actuaba como cantante solista una estudiante de allí llamada Migdalia, vecina y gran amiga. Con una preciosa voz, que junto al profesor Álvarez como arpista interpretaban las canciones venezolanas má0s populares del momento, de tal manera que cuando oía la grabación del Prof. Merling, con su voz afónica identificando el programa con la frase: “Amalgamando ciencia labor y patria, el Instituto de Comercio Alberto Carnevali, presenta…”, allí estaba yo, al pie de la radio para deleitarme con las canciones de mi amiga Migdalia.

En Radio Guanipa, en el programa “Salsa Caribe” que acertadamente conducía mi amigo Agustín Blanco, a quién yo considero tenía la voz mejor educada con modulada dicción que han pasado por las ya referidas y las sucesivas emisoras de la zona; Fernando Zaurín como director de Radio Guanipa, siempre estuvo monitoreando las diferentes programaciones y se comentó entre locutores y vinculados a los medios de la radio local, que en una oportunidad, Zaurín escucha la voz de Agustín promocionar una cuña de Viasa que decía “…En Viasa el tiempo pasa volando…, Disfrute el viajar por su línea aérea de confianza, Viasa, ¡Que placer es viajar en Viasa…!” y así sucesivamente.

Zaurín que escuchó la cuña en el auto que conducía, emprendió en dirección a la radio que en ese entonces transmitía desde el edificio Orquídea.

Mientras avanzaba pensaba: -¡Muy buena esa cuña!, y no recuerdo que haya pasado por la administración.

Y con la intención de aclarar el asunto cruzó el pasillo directo a la cabina de locución y encontró al amigo Agustín con los brazos abiertos, en una fantasía estimulada o inducida, que creía estar entre las nubes volando, quizás, con alas mágicas. No había tal cuña, solo imaginación.

Agustín logró aterrizar y la situación no llegó a mayores…

Enrique Urbina Ávila, junto al periodista Pedro Marrero Hernández, fueron los precursores de un programa de opinión que marcó pauta en la zona, “Mano a mano con el pueblo”, fue full sintonía y a pesar de ello por restructuración de la dirección y programaciones de Radio Guanipa, se mudaron para La Voz de El Tigre, siempre con una hora diaria de 12:00 m a 1:00 pm. Luego, Radio Guanipa ocupó ese espacio con Manuel Rocca con otro programa de opinión y de corte similar llamado “El pueblo pregunta”.

Ahora la zona está saturada de emisoras FM sin que ninguna destaque o predomine su sintonía, la última con audiencia cautiva fue la emisora Órbita FM, pero salió del aire.

En la década de los 60′, se escuchaba una radionovela por Radio Continente  retransmitida por La Voz de El Tigre, todos los días a la 1:00 de la tarde; la familia y los vecinos se reunían en la casa de la amable señora Venancia que poseía un radio receptor que sintonizaba muy bien los intrigantes capítulos de El Gavilán, novela protagonizada por el actor Daniel Farías como personaje principal del elenco que compartía junto a Rosita Vásquez, Hilda Moreno, Heriberto Escalona, Luis Paredes, Enrique Alzugaray, Enrique Benshimol, Martínez Alcalá, Ana Teresa Guinand y Juan Iturbide, entre otros.

El Gavilán, el defensor de los Pobres y Desamparados (originalmente llamada “Cuando los hombres son bestias”), pese al auge de la televisión como novedad, dicha novela gana su espacio en el interés del venezolano común, que, como en los viejos tiempos, se sienta a escuchar los sonidos del aparato sintonizador.

-Cuando el asesino de la cuerda de nylon que era doña Elodia, estaba amenazando y ahorcando a alguien y estaba a punto de lograr su objetivo, se dejaba escuchar la música de El Gavilán y éste aparecía para enfrentar al asesino…-  ¡Simplemente emocionante!

Una hermosa señorita de nombre Linda, la más bonita del barrio, con muchos enamorados que se derretían por ella, hija de Venancia, tenía un novio a escondidas al que llamaban “Güicho”, y que Venancia no se lo quería.

En la transmisión de un emocionante capítulo cuando todos estaban al pie de la radio, Linda sacó su maleta de regular tamaño, caminó y atravesó con ella la calle y como sesenta metros más, hasta la esquina donde la esperaba el “Güicho” y se escapó con él. Y como en la muerte de Pedro Navaja, nadie vio nada, nadie lloró…, excepto “Chapita” que si lo observó todo, porque no escuchaba novelas por razones obvias, era sordomudo y además le decían “Chapita” por ser alcohólico, cuando no estaba pegado a la botella, se podía ver tirado en el suelo.

Fue “Chapita” entonces, que mediante señas logró contar los pormenores para que los enamorados decepcionados cantaran como Daniel Santos:

“Yo no he visto a Linda,

no dejó una huella,

no se sabe de ella,

desde que se fue…”

Si no contamos la historia, corremos el riesgo de no saber quiénes somos, y lo que es peor, olvidar lo que hemos vivido.

Twitter @PedroCenteno

ÚltimasNoticias

Noticias Relacionadas

© 2021 - Primera Fila C.A. - Venezuela
Diseño y desarrollo César Rojas & Nguyen Hernández