Olaf Scholz es elegido canciller y Alemania cierra la era Merkel
Unicef muestra preocupación por situación de niños migrantes en sur de México
Venezuela entre los países con la tasa más alta de obtención de asilo en EE UU
Partido de José Brito ofrece tarjeta a Sergio Garrido para elecciones en Barinas el 9-Ene
Delcy Rodríguez acusa a la UE de “sabotear el proceso electoral” del 21 de noviembre
Maduro otorga estatus de refugiado al etarra español Asier Guridi Zaloña
1er JH Fashion Show demostró que la Mesa de Guanipa tiene talento de exportación
Congreso de Perú rechaza moción para destituir a Pedro Castillo
Venezuela suma 364 nuevos contagios de Covid-19
La oralidad de los cacheros se oirá este sábado en Cantaura
Residentes del sector La Charneca están preocupados por los intensos olores a gas
Artistas harán entrega del mural ecológico a autoridades del municipio Simón Rodríguez
La inflación de noviembre fue la más baja en lo que va de año
Gobierno venezolano estima que exportaciones de crudo financien 61% de su presupuesto en 2022
Esta semana llegan al país los últimos pedidos de juguetes para navidad
Unesco acepta postulación de Tambores de San Juan como patrimonio cultural de la humanidad
Gustavo Dudamel: Es un honor trabajar con un genio como Steven Spielberg
Daniel Sarcos anuncia que es el nuevo animador de MasterChef Dominicana
Comerciantes se quejan de aguas putrefactas que corren frente al mercado municipal de El Tigre
Unos van alegres y otros…
Next
Prev
diciembre 8, 2021
Hoy martes 7 de diciembre de 2021 | Valor Petro: Bs. 260,2800 para la compra / Bs. 260,2800 para la venta | | IDI: 0,0226| | Sistema mesa de cambio: BCV: $ 4,6333 / BDV: $ 0,00 / BCV: € 5,2296 / BDV: € 0,00 | | Menudeo: $ 4,6333 / € 5,2296 para la compra, $ 4,6796 / € 5,2819 para la venta. |

Seis versitos improvisados

Seis versitos improvisados

“Lo que tú sientes yo lo siento / igual el mendigo y quien trabaja / aquí nadie está contento / la necesidad nos rebaja / y por ahí hay corpulento / que lo que habla es pura paja”. Cruzo la plaza Bolívar de El Tigre. Son las 4:20 minutos de la tarde. De los chamos que se reúnen  a esa hora en la plaza para recrearse improvisando letras a capela, escuché los seis versos con que inicié el párrafo. Le pedí a su intérprete repetición para copiar. Me gustó el humor. Su sarcasmo. Una realidad sin alusiones, pero con aludido.

En el país, excepto quienes estafan, quienes se han corrompido y corrompen, quienes extorsionan, pranes, algunos altos funcionarios civiles y militares; padece los efectos de una situación económica brutal, cruel, inhumana, indolente. Por falta de ingerir alimentos, millones de venezolanos enflaquecen al extremo. Parecen “palos de barraca”, como dice el artista visual José Hernández.

 No es cuestión de diabetes generalizada ni que ahora se esté comiendo mejor que antes; no es cuestión que nos hemos vuelto más pichirres para comprar comida. La verdad, pese a lo que declaren ministros y representantes del gobierno que no sé si por cinismo, por grosera burla o porque viven otra realidad a la que el pueblo sufre, es que produzcas cuanto produzcas, el dinero no alcanza para cubrir ni medianamente una dieta básica, menos  balanceada, o simplemente para matar el hambre. Ni que se ganen cuatro sueldos mínimos.

En la Venezuela revolucionaria el comerciante en alianza con militares no tiene ley. Su código es la especulación. La puya en el ojo de los usuarios de los productos. Así éstos se retuerzan, mueren allí, comprando el medio bocado diario en raciones diseminadas, primero en “tetica”, ahora en  medio y cuarto de kilo y si es hortalizas o legumbres, uno o dos productos. Pocos tienen para un bombón, un chocolate, un helado, una golosina de merienda a media mañana o a media tarde.

Esto en referencia a la comida como necesidad primordial para la vida. Si hablamos de la compra de medicinas, la realidad es igual, aguda y sufrible. Y en cuanto a la adquisición de bienes, es imposible para el 90% de los venezolanos. Cada comerciante tiene, ya no su manera de ganar el 30%, sino su manera de resolver de momento sus bolsillos con la estafa, la que no se duda que más adelantico se puede revertir en miseria. Muchos de esos comerciantes, es la misma gente que abarrotan  restaurantes y ventas de licor.

Uno se pregunta ¿De qué sirve elegir una Asamblea Nacional que como la anterior, en seis meses enderezar prometía enderezar algunos de los cuanto tornillos flojos que tuercen los rieles del destino del país? Elecciones y elecciones. Soluciones sociales no  vislumbran. Nada. La nación está dolarizada. El único que no lo reconoce es el gobierno, aunque todo lo maneja y calcula en dólares, así hable de yuanes y petro.  ¿De qué han esos decretos de emergencia económica que le otorgan al presidente de la República?  Y de seguro, ahora, de aquí a las elecciones, legales o no, prevista para el 21 de noviembre de este 2021, se oirán sartas de promesas.  Pero no resolverán la especulación, la garantía de la salud o minimizar la delincuencia activa y soterrada. Y el caos en los servicios públicos, seguirá empeorando mientras crece la anarquía.  Los dirigentes y bichitos de uña, quiere es ser electos; pellizcar la torta que ya está bien puesta. Solucionar su vida. Los demás que hagan cola, no importa que sea sobre los cadáveres. No hay conciencia. En el espíritu de la clase política del país, la mentira le ganó a la sensibilidad. La represión le gana a la cordura y la persecución no deja estropear la  libertad. La solución sería un cambio de actores de gobierno y de oposición. Posibilidad remota. Mientras tanto, se repite la letra del reggaetón de los chamos de la plaza de El Tigre: “… y por ahí hay un corpulento / que lo que habla es pura paja”.

carlossanos@gmai.com

Foto Facebook

ÚltimasNoticias

Noticias Relacionadas

© 2021 - Primera Fila C.A. - Venezuela
Diseño y desarrollo César Rojas & Nguyen Hernández