Venezuela registró este domingo 1.702 nuevos casos y tres fallecidos por Covid-19 Venezuela contabilizó este domingo 23 de enero 1.702 nuevos contagios de Covid-19 en
Sujeto fue asesinado en medio del robo en un compartir en Guanipa
Frente de Izquierda Revolucionario Alberto Muller Rojas tiene nuevo coordinador en Anzoátegui
Cordagro inició cursos de formación de inseminación artificial de bovino en Guanipa
Maduro amenazó a Guaidó con cárcel: «Te sale Tocorón, títere ladrón»
JPMorgan estima que el petróleo podría encarecerse 75% ante un conflicto entre Rusia y Ucrania
J Balvin logra nuevo récord de reproducciones en YouTube
Spider-Man vuelve a trepar a la cima de la taquilla en América del Norte
Mansión de Richard Gere a la venta por $ 28 millones
Roniel Campos es campeón de la Vuelta al Táchira por tercera vez
Liverpool gana y recorta distancia con el Manchester City
Rafael Nadal avanza sin contratiempos a cuartos de final del Abierto de Australia
Transportistas de la zona sur sigue  fuera del registro para más subsidio de combustible
Con Ómicron, Europa podría entrever el final de la pandemia
Activistas cubanos denunciaron la detención de varias Damas de Blanco
Colombia entregará 70.000 Permisos de Protección Temporal a venezolanos
Diputados oficialistas piden celeridad en la aplicación de justicia a Guaidó
Mover exigirá en el CNE este 24Ene un nuevo cronograma para el RR
CNE anunció los puntos de recolección de firmas para el revocatorio
Recolectados más de 200 kilos de plástico en abordaje a Caicara
Next
Prev
enero 24, 2022
Enero de 2022 | Valor Petro: Bs. 261,2500 para la compra / Bs. 261,2500 para la venta | | IDI: 0,0225| | Sistema mesa de cambio: BCV: $ 4,6155 / BDV: $ 0,00 / BCV: € 5,2365 / BDV: € 5,2622 | | Menudeo: $ 4,6155 / € 5,2365 para la compra, $ 4,6616 / € 5,2888 para la venta. |

Lavarnos la boca

Lavarnos la boca

Lavarnos la boca para que sea siempre vehículo de bendición, de palabras que animan, siembran esperanza, construyen puentes. Boca que aprende a hablar con el lenguaje del amor a los demás y a la naturaleza y sabe también cerrarse para escuchar, comprender y dialogar con palabras desarmadas, creadoras de novedad. Boca que clama y denuncia con valentía y libertad, todo lo que deshumaniza y amenaza la vida, que desenmascara las hipocresías, mentiras y falsas justificaciones, que habla siempre la verdad. Boca que habla para sanar, levantar, animar, consolar o enmudecer; que proclama buenas noticias, que poetiza y canta los caminos de esperanza de un pueblo solidario y libre. Boca que compagina la felicidad personal con la social, los otros con nosotros y con la madre tierra. Boca que sabe besar con ternura y hace del beso un lenguaje de entrega y de amor. Que ha aprendido a sonreír y cultivar el sentido del humor.

Lavarnos la boca para devolverles a las palabras su valor, pues uno de los mayores problemas de nuestra cultura es que hemos vaciado a las palabras de sentido, y con frecuencia, las utilizamos para expresar cosas distintas y hasta opuestas a su significado original. Llamamos libertad a la arbitrariedad y el capricho; felicidad a divertirnos o pasarlo bien; calidad de vida a la cantidad de cosas; negocio a la más grosera especulación y robo; orden establecido a la dominación y y el abuso; justicia a la venganza; diplomacia al engaño y la mentira; diálogo al monólogo; socialismo al capitalismo de Estado; revolución a la más grosera involución; sinceridad a la falta de respeto.

Ernesto Sábato deploraba la pérdida del valor de la palabra y añoraba los tiempos en que las personas eran “hombres y mujeres de palabra”, que respondían por ellas: “Algo notable es el valor que aquella gente daba a las palabras. De ninguna manera eran un arma para justificar los hechos. Hoy todas las interpretaciones son válidas y las palabras sirven más para descargarnos de nuestras actos que para responder por ellos”.

Por otra parte, hoy se viene hablando de que vivimos en la era posverdad, es decir, en tiempos donde la verdad ya no es prioritaria pues se miente sin el menor pudor y se banalizan los hechos y las noticias para asegurarse la atención y los comentarios del público. Ya no importan la verdad demostrable ni la noticia cierta, sino la activación de emociones y de reacciones inmediatas, para lo cual se aprovecha la abundancia de canales que carecen de verificación. La nueva medida de valor para demasiados medios es la viralidad, en vez de la información objetiva y veraz.

Por otra parte, la superficialidad, el sensacionalismo y la falta de ética, no sólo están acabando con la verdad, sino también con la profundidad. Hoy se interpreta el mundo a golpe de twit. En las redes sociales tiene tanta importancia lo que dice un pensador o un historiador serios que lo que dice un idiota. Los influencers y charlatanes son más valorados que los filósofos y personas profundas.

pesclarin@gmail.com

@pesclarin

www.antonioperezesclarin.com

ÚltimasNoticias

Noticias Relacionadas

© 2021 - Primera Fila C.A. - Venezuela
Diseño y desarrollo César Rojas & Nguyen Hernández