La oralidad de los cacheros se oirá este sábado en Cantaura
Residentes del sector La Charneca están preocupados por los intensos olores a gas
Artistas harán entrega del mural ecológico a autoridades del municipio Simón Rodríguez
La inflación de noviembre fue la más baja en lo que va de año
Gobierno venezolano estima que exportaciones de crudo financien 61% de su presupuesto en 2022
Esta semana llegan al país los últimos pedidos de juguetes para navidad
Unesco acepta postulación de Tambores de San Juan como patrimonio cultural de la humanidad
Gustavo Dudamel: Es un honor trabajar con un genio como Steven Spielberg
Daniel Sarcos anuncia que es el nuevo animador de MasterChef Dominicana
Comerciantes se quejan de aguas putrefactas que corren frente al mercado municipal de El Tigre
Unos van alegres y otros…
El circo barinés…
La WTA premia a Carla Suárez con el premio al retorno del año
Desaparecidos / parte I
Mbappé y Messi marcan dos goles cada uno y el PSG somete al Brujas
El Atleti sobrevive hacia octavos y el Real Madrid, primero
Celebrada la audiencia preliminar en trama de corrupción en alcaldía de Pariaguán
Cleanz conforma comisión especial para investigar gestión del Exgobernador Barreto Sira
Colombia | Confirman muerte de alias “Romaña” en Venezuela
Congreso de Perú debate si abre proceso de destitución a Castillo
Next
Prev
diciembre 8, 2021
Hoy martes 7 de diciembre de 2021 | Valor Petro: Bs. 260,2800 para la compra / Bs. 260,2800 para la venta | | IDI: 0,0226| | Sistema mesa de cambio: BCV: $ 4,6333 / BDV: $ 0,00 / BCV: € 5,2296 / BDV: € 0,00 | | Menudeo: $ 4,6333 / € 5,2296 para la compra, $ 4,6796 / € 5,2819 para la venta. |

La derrota

La derrota

Yo quizá no sepa mucho de elecciones, pero de psiquiatría tampoco. Sin embargo, no hace falta ser Sigmund Freud para darse cuenta de que los llamados lapsus linguae son jugarretas del inconsciente. Los errores de la lengua no son inocentes, ocultan reales intenciones, auténticas convicciones, verdades profundas interiormente asumidas que, a la hora de ser expresadas en palabras, la lengua termina articulando lo que el cerebro quiere ocultar, como si no obedeciera freno ni la pararan falsas riendas.

Analicemos una frase cualquiera. Por ejemplo: «¡es imposible que nos arrebaten la derrota!», dicha en el contexto de un cierre de campaña electoral, cuando se quiso decir, supone uno: «es imposible que nos arrebaten la victoria», porque la lógica indica que nadie puede pretender arrebatar una derrota, siendo esta algo malo, particularmente para quien está compitiendo en unas elecciones. No obstante, si quien comete este lapsus linguae es consciente de que pertenece a una agrupación política que cuenta con la animadversión de la mayoría de la población, es probable que su lengua haya soltado de manera inconsciente, una convicción interiormente asumida que –resulta obvio– el hablante no quería expresar.

Claro que se puede analizar la frase más allá del contexto electoral. Si quien la pronuncia –pongamos por hipotético caso– es parte de un régimen político que lleva veinte años destruyendo a una nación en el terreno económico, político, cultural y social; que ha devaluado la moneda de ese país hasta volverla inservible, obligando a la gente a transarse en moneda extranjera; que ha acabado con la educación, con la independencia de la cultura, con la libertad de prensa; que ha perseguido, hostigado, ejecutado y torturado a quienes se le oponen y que ha obligado al 20% de la población a abandonar el país, entonces la frase cobra otro sentido, uno filosófico de mayor trascendencia aunque reconoce la «derrota» de todos aquellos valores y principios que alguna vez se proclamaron defender y por los cuales se ofreció luchar. Y es que, en efecto, nadie puede arrebatarnos las derrotas del alma, porque éstas, como el alma misma, son eternas.

Para finalizar, dos refranes castizos asociados al tema del lapsus linguae: «lengua, lengua, de quien la tiene es mengua» y el otro que aparecía ya recogido en el «Libro del buen amor»: «quien mucho habla, mucho yerra», aunque en el caso que nos ocupa podríamos agregar: «y algunas veces acierta».

@laureanomar

ÚltimasNoticias

Noticias Relacionadas

© 2021 - Primera Fila C.A. - Venezuela
Diseño y desarrollo César Rojas & Nguyen Hernández