Proyecto Salvados para Salvar se suma a la búsqueda de niños desaparecidos
Dólar paralelo bajó otro 0,20% y cerró la semana en 4,95 bolívares
Henkel García: En 2022 va a aumentar la cantidad de créditos en bolívares
Consecomercio afirma que el combustible sigue siendo el mayor problema en el sector
“Tonnoro” llega a la XXXVII de Teatro de Cantaura
Rubén Blades pide a María Lionza en pleno concierto: «Saca a Maduro»
Exfiscal federal defenderá a Alec Baldwin frente a demandas por tiroteo mortal
Aracely Arámbula aparece con tanque de oxígeno
Rauw Alejandro habló por primera vez sobre su relación con Rosalía
«Me voy a sentir mejor»: Arcángel quiere conocer a la mujer que provocó el accidente en el que murió su hermano
Este sábado cierra la primera Feria de los Libros Leídos en Cantaura
Por tercer día protestan en Pariaguán para exigir al CNE que proclame a Tomás Bello como alcalde
Confirman a Mauricio Pochettino como técnico del París Saint-Germain
Venezuela aplana a Panamá en eliminatorias para el Mundial
Djokovic lidera el triunfo de Serbia en la Copa Davis
La LVBP suspendió a siete jugadores reyerta entre Caribes y Cardenales
Centinelas de la GNB aplican el uso de drones en la búsqueda de niños desaparecidos en El Tigre
Abatido líder de grupo delictivo al enfrentar a funcionarios de Polianzoátegui en Guanipa 
Táchira: Fallece paciente crítico al volcarse la ambulancia que lo trasladaba a un hospital
España desestimó recurso de súplica de extesorera de Chávez para evitar extradición
Next
Prev
noviembre 27, 2021
Hoy jueves 25 de noviembre de 2021 | Valor Petro: Bs. 255,3100 para la compra / Bs. 255,3100 para la venta | | IDI: 0,0222| | Sistema mesa de cambio: BCV: $ 4,5433 / BDV: $ 0,00 / BCV: € 5,1102 / BDV: € 0,00 | | Menudeo: $ 4,5433 / € 5,1102 para la compra, $ 4,5887 / € 5,1613 para la venta. |

El paso de Alí Primera dejó muchos recuerdos marcados en El Tigre

El paso de Alí Primera dejó muchos recuerdos marcados en El Tigre

El Tigre.- Este domingo 31 de octubre de 2021, hizo  80 años del nacimiento del cantautor venezolano Alí Primera. Nació en Coro, estado Falcón, el 31 de octubre de 1941. Falleció en Caracas, en un accidente de tránsito, el 16 de febrero de 1985. Fue un poeta y a sus poemas le agregó la música, vocación que despertó, sobremanera después de su ingreso a la Facultad de Ingeniería de la Universidad Central de Venezuela (UCV), donde serenateaba en las residencias de femeninas con pasajes torrealberos a las muchachas; hasta que, después de un viaje por países socialista de Europa, se dio de cuenta que para decir lo que quería decir, era necesario escribir sus propias canciones. En Alemania, en 1972, produjo su primer disco “De una vez”. El galanteo acompañado de un cuatro a las muchachas, se fue convirtiendo en la conquista a través de un canto inspirado en lo cotidiano del pueblo, de una patria, de una nación, que rápido entendió y se identificó con su “canción necesaria”.

Mientras era odiado y perseguido por quienes detentaban el poder en los años 60, 70 y parte de los 80 en Venezuela, por otro lado, muchedumbres  le seguían y lo aclamaban en Latinoamérica, donde siempre ha existido una causa justa por defender y una dignidad ofendida por distintos gobernantes, esperando la mano que la saque del rincón.

A su canción se le llamó de “protesta”. Más bien debería ser de hermandad. Le cantó al amor, a la ternura, a los personajes emblemáticos del pueblo, a los derechos humanos, a la libertad, a los niños, a la situación social, a la tierra, a los pueblos, a la ecología, a la educación, a los originarios, y a tantos sueños inconclusos en el sentimiento popular. Sus canciones, aunque prohibida su difusión en la radio, al salir cada disco, se hacían éxito. El mismo pueblo las cantaba y se las apropiaba sin necesidad de los medios de comunicación. Muy pocos se atrevían a mencionarlo, so pena de sanción.

Pero así, llevó por diferentes ciudades del país y convocó a cantores latinoamericanos para hacer un recorrido  glorioso por distintos escenarios con el evento de la Canción Bolivariana.

Los aires tradicionales de la música folklórica venezolana y latinoamericana con una serie de arreglos innovadores le dan aire a sus canciones. Sus músicos trabajan y trabajan hasta lograr el arreglo de la melodía deseada. En algunas se da una combinación de ritmos, como por ejemplo, alguna que es una gaita, pero no parece una gaita, porque tiene algo de sangueo, pero sí es una gaita. Y así varios casos de un esfuerzo musical trascendente por la palabra y por los sonidos incorporados.

“Canción mansa para un pueblo bravo”, “Humanidad”, “La patria es el hombre”, “Tin marín”,  “Abran la puerta”, “El gallo pinto”, “Los que mueren por la vida”, “Ruperto”, “Techos de cartón”, “No basta rezar”, “Mamá Pancha”,  “Con el sol a medio cielo”, “Abrebrecha”, “Canción para los valientes”, “Canto oriental”,  “Blanquísima gaviota”, “Sangueo para el regreso”, “La canción bolivariana”, “La canción de Luis Mariano”, son muchas sus melodías con las que el pueblo que viene de hace algunos 30 años atrás se identifica de inmediato.

Alí Primera vino en varias ocasiones a actuar en El Tigre. Se presentó en escenarios abiertos, en el gimnasio cubierto y quizás sus presentaciones más memorables en la mesa de Guanipa, fueron en el cine Plaza, la sala que hoy es la sede de Pare de Sufrir, en la Quinta Carrera del sector Pueblo Nuevo Sur, entre la plaza Bolívar y la Inspectoría del Ministerio del Trabajo.

De esos eventos, ocurridos entre 1970 y 1983, hay testigos con quienes logramos hablar para que trajeran sus recuerdos del cantor del pueblo. Lamentablemente, no logramos tener comunicación con tres personas claves en las venidas de Alí Primera a El Tigre: el profesor Rigoberto Cardivillo, el abogado Víctor González y la profesora Amanda Castillo.

Sin embargo, sí pudimos conversar con el abogado Miguel Cabello, el extrabajador petrolero Oswaldo Bermúdez, el artista plástico José “Che” López y el dirigente político del Movimiento Electoral del Pueblo (MEP) Prisciliano Alfonzo, testigos también de esa época.

Conversación amorosa y una botella de Cacique

Miguel Cabello, de viva voz nos refirió parte de los que es el segundo capítulo del libro de sus memorias “El Furrial, paraíso de mi niñez”, de pronta publicación. “Recuerdo al panita Alí Primera, en su primera visita como el Cantor del pueblo de Venezuela en El Tigre. Fue en noviembre de 1978, cuando por razones de la campaña electoral que se celebró aquel año, vino a un acto  organizado por la Liga Socialista (LS), promocionando los CUP (Comité de Unidad con el Pueblo). Ese acto se realizó en el cine Plaza, cerca de la plaza Bolívar de El Tigre. En ese acto vinieron desde Caracas también, dos profesores universitarios de la UCV, entre ellos Oscar Bataglini, de la dirección nacional de la Liga Socialista”.

Recuerda que “el cine estaba de bote en bote. Esa vez, la dirección de la LS bajo la jefatura del profesor Rigoberto Cardivillo, me asignó el traslado de Alí hasta el cine Plaza. Y antes de llegar al evento me pidió que lo llevara a un monedero de la Cantv para llamar a su novia, de la que estaba enamorado con locura: Sol Mussett. La madre de sus últimos cuatro hijos (Sandino, Servando, Florentino y Juan Simón). Entonces lo llevamos a la esquina en diagonal al cine Plaza, donde estaban los monederos de la Cantv. Recuerdo cuando me dijo, con su voz bajita y afectiva: ´Mire panita, mientras yo hablo con mi novia, usted va echando las monedas. Hazme seña cuando metas la última´. Metí 50 bolivitas. Y fui testigo de excepción de aquella conversación  amorosa de Alí con Sol, quien  me dijo: Esa muchacha  me tiene loco, es un bombón. La conocí  en un festival de cantos en su pueblo”.

“Después cuando nos volvimos a montar en el vehículo, me dijo: ‘¿Me compraste lo que te dije?´. Claro, planita, le dije. Mírala, aquí la tienes. Y le enseñé la botella de Cacique. ´Esa es la bicha, panita´, me dijo, y después, para evitar malos entendidos, me dijo: ´Eso para calentar las cuerdas vocales, no vayan a pensar mal´.  Te sirvo un trago, le pregunté. ´No, cuando esté en el escenario, que empiece a cantar me pones un vaso seco cerca´”, le dijo Alí a Cabello.

Relata que cuando se bajaron frente al cine, aquello estaba full de personas. “El equipo de seguridad se aproximó al carro y nos rodearon para ingresarnos al escenario, donde me tocó presentarlo porque fui el moderador del evento. Después del evento, nos fuimos a la casa de Cardivillo en El Tigrito, donde se preparó un sancocho. Mientras Alí entonó algunas canciones  y se lució echando chistes. Y a medianoche, como seguían llegando amigos, le dijo a Cardivillo: ´Coño, panita, échale agua al sancocho pa´que rinda´. Al día siguiente, Víctor González lo buscó y lo llevó al aeropuerto de San Tomé. Mientras con otro compañero trasladamos hasta Boca de Uchire, a los profesores Bataglini y Antonio Montilla”.

Anillo de seguridad vulnerado

Por su parte, Oswaldo Bermúdez contó que estuvo en primera línea dentro del equipo de resguardo del cantante en el cine Plaza con motivo del acto de presentación de José Vicente Rangel como candidato presidencial de la Liga Socialista en el año 1983 y la salida de la clandestinidad a la luz pública del comandante Julio Escalona. “Se suponía que yo debía controlar a la gente para facilitar el paso del cantante, pero que va, el público fue avasallador tremendo, yo nunca había visto en El Tigre tanta gente en un espectáculo  como ese. En verdad, Alí Primera movilizaba gente, masa, pueblo. En lo personal no me topé con él, no tuve esa suerte. Pero siempre estuve muy ligado a su discografía, a sus creaciones. Por supuesto, como escucha y fanático de sus canciones. El grupo que más acercamiento tuvo con él fue Rigoberto Cardivillo, Víctor González y Miguel Cabello”.

Claveles rojos en la memoria

José “Che” López, en cambio, recuerda a Alí Primera en El Tigre, en un evento en el gimnasio cubierto de Pueblo Nuevo Sur. No precisa con exactitud el año, pero tiene presente que entre los organizadores estaba al frente Rigoberto Cardivillo. Esa noche, en dos oportunidades le bajaron el breaker de la energía eléctrica para sabotear el acto, pero recuerda que Alí dijo: “Yo estoy con mi pueblo y mi pueblo es luz, nosotros nos alumbraremos”. El gimnasio estaba lleno de gente. Y entre los presentes una mujer se le acercó y le regaló a Alí un clavel rojo, gesto que le quedó en la memoria al “Che”  y después lo plasmó en una de las tantas obras que como artista plástico ha hecho de Alí Primera, de quien es un admirador. “Claveles rojos para el cantor” es el título de las obras.

No desaprovechó la oportunidad para dedicarle una de sus reflexiones poéticas: “Alí con su cargamento de rosas rojas armadas de conciencia y de patria buena”.

Con ganas de comprar un disco

Entretanto, Prisciliano Alfonzo, recuerda de Alí Primera una presentación en El Tigre, y él estaba joven, con ganas de comprar el disco “De una vez”, que costaba 25 bolívares en aquella época, 1973. Ese día se quedó con las ganas de comprar el disco, porque la plata que cargaba sólo le alcanzaba para regresar a El Tigrito.

Fotos: Cortesía.

ÚltimasNoticias

Noticias Relacionadas

© 2021 - Primera Fila C.A. - Venezuela
Diseño y desarrollo César Rojas & Nguyen Hernández