R. Kelly declarado culpable de todos los cargos, incluido abuso y tráfico sexual
Rihanna da detalles de su próximo proyecto musical
Er Conde del Guácharo lanza su primera línea de vinos
Elecciones para qué
¿Empezar o no empezar la escuela?
Venezuela alarga su invicto en el Mundial Sub-23 al blanquear a Corea del Sur
Miguel Cabrera bateó otros 2 hits y quedó a 14 de los 3.000
Maratón Caracas 42K se realizará en diciembre y repartirá 10.000 dólares en premios
Protinal y Proagro continúan insolvente con productores de maiz
A punta de soga / A Yettza Figueredo se le perdió el cabrestero y busca consuelo en la tonada
A Punta de Soga / Jorge Pieza despierta con su melodía los caminos de la Mesa de Guanipa
“Hormigas  caminando sobre una axila. ¡Hormigas…la película! Obtiene varios premios
Creadores del sur / Ángel Poyo
De aquí mismo / Iglesia de Boca del Pao
Pozo de agua de la calle 13 Sur es nuevamente activado
Se alcanzó la Unidad en Guanipa y están listos los  acuerdos para garantizar la victoria del 21N.
Tigrenses acudieron masivamente al IVSS por su segunda dosis de Sputnik V
Afganistán se retira de lista de oradores de la Asamblea General de la ONU
Policía chilena comienza a investigar quema de pertenencias de venezolanos
Socialdemócratas, que apoyan expropiar inmobiliarias, ganaron en Berlín
Next
Prev
septiembre 27, 2021
Hoy jueves 23 de septiembre de 2021      | Valor Petro: Bs. 226.370.717,1900 = Bs. 226,3707 para la compra / Bs. 226.370.717,1900 = Bs. 226,3707 para la venta |      | IDI: 19.684,44 = 0,0196|      | Sistema mesa de cambio: BCV: $ 4.026.316,4024 = Bs. 4,0263 / BDV: $ 0,00 = Bs. 0,00 / BCV: € 4.719.003,8762 = Bs. 4,7190 / BDV: € 0,00 = Bs. 0,00 |      | Menudeo: $ 4.026.316,4024 = Bs. 4,0263 / € 4.719.003,8762 = Bs. 4,7190 para la compra, $ 4.066.579,5664 = Bs. 4,0665 / € 4.766.193,9150 = Bs. 4,7661 para la venta. |

Destellos de la memoria / Evolución de los mercados públicos de El Tigre

Destellos de la memoria / Evolución de los mercados públicos de El Tigre

“El tiempo es el mejor antologista, o el único, tal vez…”

Jorge Luís Borges (1899 – 1986)

Escritor argentino.

El paso del tiempo deja huellas, recuerdos y una que otra realidad tangible. Muchos jóvenes, me inquieren, acerca de la evolución de los mercados públicos en la ciudad, así como algunos vecinos me preguntaban y preguntan acerca de las parroquias del municipio Simón Rodríguez, las cuales son 2. La Norte que lleva el nombre de don Edmundo Barrios y la Sur, bautizada como Miguel Otero Silva, autor de la novela “Oficina N. 1”, división que toma como referencia las avenidas Francisco de Miranda en el centro, intercomunal hacia el este, avenida 5 y su prolongación dirección oeste, les respondimos. Hicimos la investigación y la reseñamos en una crónica que intitulamos “Las parroquias del municipio Simón Rodríguez”, ahora también indagamos la antología de los mercados, en nuestro empeño de responder las inquietudes de las nuevas y presentes generaciones de tigrenses y, hacer, humildes aportes, para el fortalecimiento de la memoria histórica de la ciudad y fortalecer nuestra identidad. Recordar es vivir.

En los primeros tiempos, en el incipiente poblado los agricultores, productores y criadores del campo, arrimaban sus mercaderías, hasta el sitio, donde fue la primera plaza Bolívar, hoy plaza Simón Rodríguez, situada en el corazón del Casco Viejo. Era un sitio descampado, equidistante y accesible a todos los vecinos. Llegó la construcción del monumento en honor al padre de la Patria y escogieron otro terreno abierto. Esta vez en la calle Héctor Villegas, frente a la bodega “El Tropezón”, de don Antonio “Barón” Rodríguez, quien también fue fundador de la Banda Municipal, en el rol de bajista. Todavía el bajo de Barón, existe y debería ser rescatado, como parte de nuestro patrimonio histórico. Eran los tiempos bucólicos de la ciudad y no había edificación formal para un mercado oficial. Las demandas de la población eran mínimas. La normalidad era la regla.

En la medida que fue creciendo el pequeño poblado, los requerimientos de servicios, se hicieron presentes, los vecinos presionaban a las autoridades y estas empezaron a cumplir. En la década del 1950, se construye el primer edificio para un mercado público formal en el noroeste del pueblo, en lo que posteriormente se convirtió en la avenida 5, arteria vial que sirve de límite al Casco Viejo con La Charneca. Esa edificación fue abandonada, cuando se construyó el mercado de Pueblo Nuevo Norte y posteriormente fue adquirida por el empresario Vicente Zamora, quien la utilizó para instalar un pilón, nombre que se le daba al proceso artesanal para pilar el maíz – compraba el grano en concha, lo procesaba. Vendía pico para las aves, maíz para cocinar, moler y elaboración de la masa utilizada para la preparación de las arepas y la zoca, era ofrecida a los criadores de ganado, la cual, ligada con melaza, sirve como alimento al ganado vacuno. Eran los tiempos de arepas de maíz pilado. Peladas y con pelos. Esa tradición se mantiene.

Transcurrido un tiempo, construyeron el mercado de la calle Guevara Rojas, donde los sábados se realizaba el llamado Mercado Libre y los domingos en las instalaciones de Pueblo Nuevo Norte. En la década de 1970 construyen el Mercado de la calle Miranda y queda desocupada la edificación de la calle Guevara Rojas. En el año 1973, el Concejo Municipal bajó la égida del Dr. Adalberto Carrasco Mata, aprueba la venta de esa edificación al señor Vicente Zamora, que muda el pilón y vende la edificación de la avenida 5, al empresario Gastón Bellaville, el cual instala un torno que permaneció por muchos años. En la actualidad la estructura de la calle Guevara Rojas alberga el Mercado Turístico, obra adelantada en la gestión del alcalde José Horacio Guzmán Requena y en la avenida 5, gráfica que ilustra esta crónica, funciona la Panificadora Madrid, C.A. Una vez agotada su vida útil como mercados públicos, esas edificaciones, acogen otras actividades mercantiles. Huellas tangibles de la historia de la ciudad.

Esta es la evolución histórica de los mercados públicos que han funcionado en la ciudad, incluiremos el Mercado Campesino, que inició sus actividades durante la administración del alcalde, José Miguel Arismendi Marín, con la salvedad de que esas instalaciones dónde funciona, pertenecían al Parque Ferial de la ciudad, que fue fundado oficialmente con motivo de la celebración de los 50 años de la ciudad y, ahora pareciera, que esos espacios para la recreación, eventos, diversión y exposiciones, entre otras actividades comunitarias, los estamos perdiendo por efectos de decisiones arbitrarias e improvisadas, las cuales toman autoridades que no respetan el Plan de Desarrollo Urbano Local y mucho menos tienen la voluntad política de estudiarlo, conocerlo y adecuarlo para darle direccionalidad y organicidad al crecimiento de la ciudad. El nuevo mercado METROPOLITANO, debería ser construido de acuerdo con el PDUL vigente, en el terreno donde ahora la gobernación del estado está proyectando construir un parque entre las dos ciudades. Exactamente al lado derecho (dirección oeste-este) de la avenida Jesús Subero, a la altura de la vía, que la une, con la avenida Intercomunal. Este terreno posee una larga historia de corrupción en estos gobiernos municipales chavistas ¿Quién será el actual propietario? Lo venden y rescatan a discreción y otras cositas non sanctas. Vox populi vox dei.

Ese Mercado Campesino a cielo abierto, tenía como finalidad brindar a los productores del campo, facilidades para llevar sus mercaderías y ofrecerlas a los consumidores a precios bajos, como consecuencia de la eliminación de los intermediarios, además la alcaldía los exoneraba de impuestos, le proporcionaba seguridad, garantías de ubicación y, como todo proceso capitalista, es obligatorio mecanismos de control para evitar abusos, colocaba funcionarios, a los efectos, de cuidar algún brote de especulación. Eran dos días. El viernes en la tarde cuando llegaban los proveedores y algunos compradores aprovechaban comprar los productos frescos y el sábado que era el día estelar. La Dirección de Obras Públicas Municipales garantizaba la limpieza y las instalaciones del Parque Ferial volvían a su estado normal.   Con la llegada de los rojos rojitos al poder municipal, hace más 12 años, empezaron a cobrar impuestos, abandonaron los controles, convirtieron a ese centro de consumo masivo en otro mercado público igual a los otros y en la actualidad, a pesar de que, construyeron unas estructuras revolucionarias de muy mal gusto, son muy pocos los comerciantes que la utilizan y los compradores son escasos. Esas instalaciones o mejor el terreno, igual que las del Parque Ferial, hay que rescatarlas, modernizarlas y darles utilidad, teniendo en cuenta, que están en la entrada norte de la ciudad y se requiere tengan vistosidad. Hay que dar una buena impresión a visitantes, turistas y transeúntes. Imaginación, creatividad y voluntad política. Más nada.

En el gobierno municipal antes pasado, construyeron un mamotreto en el antiguo aserradero de la avenida cinco que llamaron “Mercado de Pequeños Comerciantes” el cual, no concluyeron. El gobierno municipal pasado lo abandonó y desmantelaron el techo de machihembrado, nadie rindió cuentas y la actual administración municipal, previo censo de los pequeños comerciantes, autorizó su habitabilidad (sin tener condiciones de habitabilidad) y ante el desaguisado, la improvisación y la anarquía el pueblo, que sabe más que corocoro frito, lo bautizó con el nombre del penal de Anzoátegui: “Puente Ayala”. No calificó, pero vuela la imaginación.

En la calle Miranda, entre la Logia masónica “Estrella de Guanipa” y la antigua “Casa del Pasticho” de doña Aura de Fajardo, funciona un mercado de pequeños comerciantes, dedicado a la venta de prendas de vestir, el cual colinda, por la parte oeste con la plaza Luisa Cáceres de Arismendi. Los mismos propietarios lo mantienen bien organizado y en condiciones aceptables para los compradores y visitantes. Es un espacio común gestionado, ordenado y cuidado solidariamente. Un condominio, pues.

¿Otros mercados? La crisis económica trajo como consecuencia que muchos vecinos de la ciudad se dediquen al comercio informal y eventual para poder sobrevivir, lo que ha creado la sensación de que, la ciudad parezca un mercado a cielo abierto. Es que, en muchas partes de la ciudad florecen ventas de todo tipo de mercancías nacionales e importadas. Unos ordenados, otros no tan ordenados, pero ese es otro problema. Eso se corregirá con el tiempo, un poco de autoridad, orden y las circunstancias lo permitan. Esta tragedia involucionaría, la vamos a superar. Escríbanlo.

Entendemos, que el mejor antologista es el tiempo, empero, nosotros hurgamos en el pasado para relatar parte de esos hechos y en esta oportunidad, tomamos la evolución de los mercados públicos, con la firme esperanza de que, esos espacios y personas que mencionamos, los cuales forman parte de nuestra historia y actualidad urbana, sean tomadas en cuenta, por nuestros eximios cronistas, investigadores e historiadores de nuestro prolífico pasado y presente, cuando decidan escribir la verdadera y auténtica historia de esta pequeña urbe, que nació el calor del oro negro, el 23 de febrero de 1933 y los incluyan en el disco duro de nuestra memoria histórica ¡Vale la pena!

sjose307@gmail.com

Twitter: @Cheotigre

ÚltimasNoticias

Noticias Relacionadas

© 2021 - Primera Fila C.A. - Venezuela
Diseño y desarrollo César Rojas & Nguyen Hernández