Guaidó urge a buscar acuerdo para Venezuela tras la interrupción del diálogo
Venezuela registró 12 muertes y 1.349 nuevos contagios de Covid-19
Colisión de vehículos en el Distribuidor La Viuda dejó un muerto y un herido
Confirman clases presenciales en colegios y universidades desde el 25 de octubre
Maduro flexibilizó noviembre y diciembre pese a la llegada de una tercera ola de Covid-19
Noruega dice que trabajará para que chavismo y oposición continúen en negociaciones
Fundación Manos Amigas realizará Gran Caminata Rosa en Guanipa
Tigrenses acuden masivamente al CDI Américo Silva a colocarse la vacuna anticovid
Adamari López ya habló sobre su pérdida de peso
Mike Bahía le propuso matrimonio a Greeicy en un concierto
Visitas a centros comerciales se contrajeron 80 % durante la pandemia
Sectores productivos estiman que la reactivación fronteriza se dé antes que finalice octubre
Ordenan cierre temporal de Cinex por exceso de cobros
Confirmaron que habrá una tercera parte de La mujer maravilla
Sujetos cargaron con equipos y maquinarias del cementerio  Jardín  Monumental Guanipa
Magallanes inicia este lunes18Oct sus juegos de pretemporada
El encendido de la llama olímpica para los Juegos de invierno de Pekín se hará sin público
MLB: Bravos toman ventaja en la Serie ante los Dodgers con bateo de Riley
Saab figura oficialmente en lista de detenidos del Marshals Service de EEUU
El PP exige a Zapatero explicaciones sobre su supuesta mina de oro en Venezuela desvelada por Hugo Carvajal
Next
Prev
octubre 18, 2021
Hoy domingo 17 de octubre de 2021 | Valor Petro: Bs. 234,0200 para la compra / Bs. 234,0200 para la venta | | IDI: 0,0203| | Sistema mesa de cambio: BCV: $ 4,1619 / BDV: $ 4,1640 / BCV: € 4,8222 / BDV: € 0,00 | | Menudeo: $ 4,1619 / € 4,8222 para la compra, $ 4,2035 / € 4,8704 para la venta. |

“De un pueblo y sus visiones”: un libro que toca poéticamente a El Tigre

“De un pueblo y sus visiones”: un libro que toca poéticamente a El Tigre

El Tigre.– La joven ciudad de El Tigre ha sido asiento y testimonio para que muchos autores entretejan su obra literaria. Narrativa, dramaturgia, ensayo, entrevistas, poesía y letras de canciones se barajan sobre esta mesa de amplias sabanas, sinuosas lomas y manantiales de farallones.

Miguel Otero Silva con “Oficina N. 1”, Benito Yrady con “Fabulaciones”,  Milagros Mata Gil con “Memorias de una antigua primavera” (aunque la autora habla de Santa María del Mar), Ramón Boscán Ávila con “El Tigre, más acá del Orinoco”, Mauro Barrios con “Guanipa pantá”, Saúl Figueroa con “Recuerdos de la muerte” y “La vida es un burdel”,  Emmanuel Azócar con “She”, Sandy Tucci con “Cuentos de Navidad”, “Un día mágico en la vida de Magda” y “La sonrisa de la sirena”, Juan Rivas Pulido con “El gato maula”, son algunos de los que descuellan en narrativa. “Déjanos en El Tigre, Sotomayor” de José Camblor, se encuentra en dramaturgia. Efraín Subero con “Historia antigua de El Tigre”, toca el ensayo. Miguel Cabello con “Y la sabana se hizo pueblo” y “El caso Fidel Jiménez, crónica de una lucha por la vida” y Roberto Fasciani, con su libro de conversaciones con personajes vinculados a  El Tigre, Mercedes de Barrio (Merba) con “Treyolí” y Maximino Melchor Salgado con “Reflector de medianoche”, se ubican en las entrevistas, crónicas y artículos,  Juan Raydán con “El Tigre, historia gráfica de un pueblo petrolero, en testimonios, y Ramón Ordaz con “Esta ciudad mi sangre”, Helí Colombani con “Canto a Guanipa”, Jesús de Luzam con “Serpientes de acero” y José Pérez con “En canto de Guanipa”, en poesía, son algunos de los que da fe de la escritura sobre la ciudad de El Tigre.

 José Miguel Villarroel, registra en su libro “De un pueblo y sus visiones”, editado por el Fondo Editorial del Caribe, en la ciudad de Barcelona, estado Anzoátegui, destellos fundamentales de la conciencia humana en la historia de los primeros años de la actividad petrolera en el oriente del país, en un recorrido por campamentos del estado Monagas, del Delta del Orinoco y propiamente de El Tigre.

Fidel Flores, director del Fondo Editorial de Caribe, editor de este libro, comenta que el mismo viene a enriquecer la bibliografía regional. Allí, J.M. Villarroel,  en el poema “El Tigre”, dice: “Mi padre llegó a El Tigre por el año 40 /  Con muchos pueblos muertos sobre su cabeza / (…) / Un pueblo Un garabato en la sabana de Guanipa / (…) / Cuando yo abrí los ojos mucho después me encontré  con mis hermanos / raspando puercos en el patio  de casa / Eso fue en la calle Zoilo Vidal a seis casas la escuela / del Maestro Trossel / Entonces mi padre construyó una casa en la calle Nueva Esparta / y la llamó En Dios Confío / Y El Tigre apareció en los periódicos para testimoniar / nuestra riqueza petrolera / Aparecieron los adivinos y se abrió El Mosquero / (…) / Cuando yo abrí los ojos el cementerio de El Tigre / comenzó a crecer dentro del mismo pueblo / Cuando yo abrí los ojos las rockolas se contaban por millares / La violencia nunca se ha ido de El Tigre”.

Así se va, en otros poemas como “El Mosquero” en alusión a uno de los bares más famosos de El Tigre, se refiere a las “Mujeres portátiles de campamentos”. Habla de mujeres venidas de Colombia, Cuba, Panamá, Barcelona y el Zulia. De mujeres que celebraban “el reventón de un pozo la semana de pago”. De las mismas “que compartían el sudor las puñaladas / Un territorio rojo Un mundo errante. También habla de “largas barracas para todos los gustos” y menciona las caras que retozaban en la carretera de la Flint.

Tampoco escapa a la poesía de J.M. Villarroel el botiquín de los Marcano. Y de Marcial, quizás un mecánico que había sido boxeador al que dentro de esa violencia que nunca se ha ido de El Tigre, le dice: “Un disparo a dos casas de la escuela del maestro Trossel / Te dejó listo tendido como las chivas que murieron / el día que cayó el rayo cerca del kiosco de los chinos/ Este domingo se oyen las rancheras de Jorge Negrete/ y tu celaje pasa pateado por los burros en el cementerio”.

En las últimas referencias  sobre El Tigre del libro, en el texto “El matadero”, escribe de las vacas de Echeverría, y más adelante dice con seña trágica: “La muerte ha sido signo de riqueza en este país”.

Identidad

J.M. Villarroel París nació en San Antonio de Maturín, estado Monagas en 1932 (un año después se inició la perforación del pozo Oficina N. 1 en El Tigre). Murió en Valencia, estado Carabobo en 1995. Otros libros suyos son: “Cantos”, “La orilla jubilosa”, “El arquero de la nada”, “Pájaros, pájaros”, “Poemas”, “Campo de fuego”, “Kerygma” y  “Dos elegías”.

ÚltimasNoticias

Noticias Relacionadas

© 2021 - Primera Fila C.A. - Venezuela
Diseño y desarrollo César Rojas & Nguyen Hernández