Piden al alcalde Luis Silva gestione fumigación de comunidades del municipio Monagas
Con la dolarización financiera el gobierno podría cobrar los impuestos en divisas, advierte Oliveros
EEUU incautó 1.100.000 barriles de combustible destinados a Venezuela
Qué pena con esos señores de la comunidad internacional
Trabajadores informales ganan solo 64 % de lo que ingresaban antes de la pandemia
Desaparecidos  / parte II
Servando y Florentino anuncian segundo concierto virtual
Rihanna Beyoncé y Taylor Swift entre las mujeres más poderosas del mundo
Alejandra Conde pasó a la segunda ronda de talentos del Miss Mundo
Atlético Venezuela y El Tigre finalistas del torneo clausura del fútbol súper máster
Gremios de la salud marcharon en honor a los profesionales de la enfermería caídos por Covid-19
Pelé es hospitalizado para continuar tratamiento de quimioterapia
COI: Juegos Olímpicos de Tokio fueron los más vistos de la historia
Juventus clasificó a octavos como líder del Grupo H en la Liga de Campeones
Recuperación del hospital de El Tigre comenzará por las áreas de emergencia y sala Covid-19
Más de 700 funcionarios fueron atendidos con jornada médica en Polianzoátegui
Alcaldía de Simón Rodríguez investiga inconsistencia administrativa y jurídica de la gestión saliente 
Olaf Scholz es elegido canciller y Alemania cierra la era Merkel
Unicef muestra preocupación por situación de niños migrantes en sur de México
Venezuela entre los países con la tasa más alta de obtención de asilo en EE UU
Next
Prev
diciembre 9, 2021
Hoy miércoles 8 de diciembre de 2021 | Valor Petro: Bs. 260,7600 para la compra / Bs. 260,7600 para la venta | | IDI: 0,0226| | Sistema mesa de cambio: BCV: $ 4,6282 / BDV: $ 0,00 / BCV: € 5,2078 / BDV: € 0,00 | | Menudeo: $ 4,6282 / € 5,2078 para la compra, $ 4,6744 / € 5,2599 para la venta. |

Cumbres de la Historia / El Decreto de Recompensas

Cumbres de la Historia / El Decreto de Recompensas

El 10 de octubre de 1817 el Libertador Simón Bolívar expide el Decreto sobre Recompensas de Servicios para brindar beneficios económicos a los miembros del Ejército Patriótico, la determinada decisión fue concebida en los siguientes términos:

“Considerando: que el primer deber del Gobierno es recompensar los servicios de los virtuosos defensores de la República, que sacrificando generosamente sus vidas y propiedades por la libertad y felicidad de la Patria, han sostenido y sostienen la desastrosa guerra de la Independencia, y Considerando que existen en el territorio ocupado por las armas de la República y en el que vamos a libertar, poseído hoy por los enemigos, multitud de propiedades de los españoles y americanos realistas, que conforme al Decreto y Reglamento publicado el 3 de septiembre del presente año, deben secuestrarse y confiscarse, he venido en decretar y decreto lo siguiente:

Artículo 1ro.- Todos los bienes raíces e inmuebles, que con arreglo al citado Decreto y Reglamento, se han secuestrado y confiscado o deben secuestrarse y confiscarse, y no se hayan enajenado, ni se puedan enajenar en beneficio del Erario Nacional, serán repartidos y adjudicados a los Generales, Jefes, Oficiales y Soldados de la República, en los términos que abajo se expresarán.

Artículo 2do.-Siendo los grados obtenidos en la campaña, una prueba incontestable de los diferentes servicios hechos por cada uno de los individuos del ejército, la repartición de las propiedades de que habla el Artículo antecedente, se hará con arreglo a ellos; es a saber, General en Jefe veinticinco mil pesos; General de División veinte mil; al General de Brigada quince mil; al Coronel diez mil; al Teniente Coronel nueve mil; al Mayor ocho mil; al Capitán seis mil; al Teniente cuatro mil; al Subteniente tres mil; al Sargento Primero y Segundo mil; al Cabo Primero y Segundo setecientos; al Soldado quinientos.

Artículo 3ro.-Los Oficiales, Cabos y Soldados que obtuvieren ascensos posteriores a la repartición, tendrán derecho para reclamar el déficit que haya entre la cantidad que recibieron cuando ejercían el empleo anterior, y la que les corresponda por el que últimamente se le hubiese conferido y ejerzan al tiempo de la última repartición.

Artículo 4to.-Sí hecho el computo del valor de las propiedades partibles, no alcanzase este a cubrir todas las partes, el Gobierno ofrece suplir la falta con cualesquiera otros bienes Nacionales, y principalmente con la concesión de terrenos baldíos.

Artículo 5to.-Sí antes o después de repartidas las propiedades, el Gobierno tuviera a bien premiar el valor, servicio o acción muy distinguida de un militar, podrá hacerlo, cediéndole cualquiera de dichas propiedades, sin que en este caso este obligado a consultar la graduación del agraciado, ni la cantidad que se le concede.

Artículo 6to.-En el caso de que un militar haya merecido y alcanzado la gracia de que habla el Artículo precedente, no tendrá éste derecho a reclamar la parte que le asigna el Artículo segundo, sí el valor de la propiedad que se le haya cedido es mayor del que se le señala a su grado.

Artículo 7mo.-Cuando las propiedades partibles sean de un valor más considerable que las cantidades asignadas a los diferentes grados, el Gobierno cuidará que las particiones se hagan del modo más conforme a los intereses de todas, para lo cual podrán acomunarse o acompañarse muchos y solicitar se les conceda tal finca.

Artículo 8vo.-La repartición se hará por una Comisión Especial que se nombrará oportunamente, y que se sujetará, para ello al reglamento que al intento se publicará.

Artículo 9no.-El Gobierno se reserva la inmediata dirección de esta Comisión.

Publíquese, comuníquese a quienes corresponda y diríjase copia al Estado Mayor General, para que se inserte en la orden general del día que se hará circular por todas las divisiones y cuerpos del Ejército de la República para su satisfacción.

Dado, firmado de mi mano, etc.

Cuartel General de Santo Tomás de Angostura, octubre 10 de 1817.7. Simón Bolívar.”.

El anterior Decreto lo expide el Libertador Simón Bolívar cuando la acusación contra el general en Jefe Manuel Piar todavía se encontraba en proceso indagatorio ante el Juez Fiscal, y aún faltaban varios testigos que rindieran sus declaraciones. Sin embargo, llama la atención el espíritu mismo del citado Decreto cuando en tiempos tan tumultuosos se decide cancelar las deudas de guerras, ya que en circunstancias tan excepcionales todos los recursos deben ser empeñados en el objetivo fundamental que es la consecución definitiva de la independencia de Venezuela.

Pero a la postre esta Ordenanza quedaría como letra muerta, toda vez que a los combatiente le fue imposible lograr hacer efectivo el beneficio contenido en la bondadosa disposición, la cual lució como un bálsamo consolador “amansa guapos”, pues el pánico dibujado en el rostro de la oficialidad aguardaba la reacción en cadena de un supuesto alzamiento, existente solamente en la mente de quienes montaron el patíbulo para asesinar al más grande soldado del ejército de Oriente, con el solo propósito de consolidar la jefatura del Jefe Supremo.

El ejemplo más palpable sobre la anterior afirmación, es la suerte corrida en Pamplona, Colombia, por el general José Antonio Anzoátegui, envenenado el 15 de noviembre de 1819, en la celebración de su cumpleaños y muerto también en el corazón de sus compañeros de armas. Cuando el Libertador Simón Bolívar regresó a Angostura fue recibido por el Congreso en pleno, y a pesar de los importantes aportes del general José Antonio Anzoátegui en esa campaña, Simón Bolívar en su discurso ni siquiera se refirió a la suerte corrida por el glorioso barcelonés; el nombre del ilustre hijo de la provincia de Barcelona lo pronuncian los labios del “Ilustre Caraqueño” en la segunda intervención que hace para contestar las honrosas palabras del Presidente del Congreso, y solamente para señalar que él fue uno de los más aguerridos en el combate.

En el Congreso de Angostura se vuelve a mencionar el nombre de Anzoátegui provocado por la solicitud que hace su viuda, la señora Teresa Alguindigue de Anzoátegui, en la sesión del 23 de diciembre de 1819, solicitando la concesión que “el Libertador hizo al general José Antonio Anzoátegui el 30 de agosto de este año en el Cuartel General de San Fe, atendiendo a sus distinguidos servicios en la última campaña de la Nueva Granada por vía de recompensa extraordinaria”.

“El Correo del Orinoco” en su número 57 del 8 de abril de 1820 en la página 3, columnas 3 y 4, solamente se hace eco de la nota fúnebre fechada en Pamplona el 22 de diciembre de 1819, relativa a los funerales oficiados a la memoria del general Anzoátegui, con la presencia del vicepresidente de la república, Francisco de Paul Santander, publicada en los siguientes términos: “El 22 de diciembre último se han celebrado en la iglesia de San Agustín de esta capital, los funerales a éste impertérrito general, muerto el 15 de noviembre pasado. El excelentísimo general vicepresidente dispuso esta función, que ha sido celebrada con una solemnidad grande asistiendo todas las corporaciones”. El crimen no paga.

*Cronista oficial del municipio Libertad

@cronicasdesanmateo

ÚltimasNoticias

Noticias Relacionadas

© 2021 - Primera Fila C.A. - Venezuela
Diseño y desarrollo César Rojas & Nguyen Hernández