Maduro y Putin acuerdan estrechar cooperación entre Moscú y Caracas
Roberto Picón estima fundamental trabajar este año en mejorar el Registro Electoral
Magistrada Zuleta: Reforma a Ley Orgánica del TSJ debía ser «consultada ampliamente»
 Maxi Arepazo llegará este 21 de enero a varios sectores e instituciones de El Tigre
Once días tendrán los transportistas de la zona sur para el registro de gasolina
12 candidatas aspiran al reinado de Carnaval y Ferias San José en Guanipa
Caribes repite la dosis y se lleva el segundo de la final ante Magallanes
OPS recomienda evaluar cuarentena en Venezuela ante avance de la ómicron
Este sábado será en homenaje a Francisca “Pancha” Duarte en el ánima del Taguapire
Diócesis de El Tigre asignó administración parroquial a nuevos sacerdotes
Fundación Centenario de El Tigre eligió su nueva directiva
Arrancó jornadas de desinfección en escuelas y liceos de Guanta
Maduro mantiene apertura de actividades pese a nuevo récord de casos diarios de 2.328 contagios este #19Ene
Transportistas obtendrán combustible subsidiado a través del sistema Patria
Economistas advierten que Venezuela también está importando inflación
Falleció el actor Gaspard Ulliel luego de sufrir un accidente en esquí
Britney Spears pide a su hermana que deje de nombrarla para vender su libro
Cardi B pagará los costos funerarios de las víctimas del incendio del Bronx
Colombia controla la Vuelta al Táchira tras la cuarta etapa
Arbitros venezolanos preseleccionados para asistir a los Mundiales femenino y masculino
Next
Prev
enero 20, 2022
Enero de 2022 | Valor Petro: Bs. 262,4800 para la compra / Bs. 262,4800 para la venta | | IDI: 0,0226| | Sistema mesa de cambio: BCV: $ 4,6359 / BDV: $ 0,00 / BCV: € 5,3199 / BDV: € 0,00 | | Menudeo: $ 4,4800 / € 5,3199 para la compra, $ 4,6822 / € 5,3731 para la venta. |

Arauca, el bastión de las guerrillas en Colombia que amenaza con explotar

Arauca, el bastión de las guerrillas en Colombia que amenaza con explotar

El año comenzó de la peor manera en Arauca, un departamento de los llanos orientales colombianos que limita con Venezuela.

Históricamente una zona manejada por las guerrillas, la semana pasada vivió la masacre de 27 personas.

En muchos pueblos de Arauca, las pintadas de la  guerrilla del ELN se intercalan en la fachada con las de las FARC, en una exhibición histórica de las insurgencias para dejar claro que aún están ahí, que nunca se han marchado.

Mientras, el estado solo es ausencia. Las carreteras son barrizales en las lluvias torrenciales, los centros de salud están desabastecidos y los niños tienen que recorrer kilómetros para ir a la escuela.

Desconfianza en pobladores de Arauca

La desconfianza de la población araucana con las fuerzas de seguridad se fraguó durante tres décadas.

Cuando ante su reclamación de mejoras, entraron avasallando a los protestantes.

Asimismo, ante la petición de protección, la Policía y el Ejército se limitaron a atrincherarse en torno al yacimiento petrolífero de Caño Limón y el oleoducto que va hasta el Caribe, guardando los intereses de las petroleras extranjeras.

El 2 de enero se empezaron a encontrar cuerpos sin vida en varias zonas rurales de los municipios de Tame, Fortul, Arauquita y Saravena.

Al principio se habló de un enfrentamiento armado entre el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y una disidencia de las FARC, el Frente 10.

Se encontraron 27 cuerpos y la Fiscalía aseguró que los disparos que tenían fueron hechos a corta distancia.

Por lo que seguramente trataría de ajusticiamientos, probablemente obra del ELN. «No hubo combates», asegura el fiscal general, Francisco Barbosa.

Desplazamiento forzado

Se trataba de supuestos miembros de las disidencias o de las redes logísticas del Frente 10, dirigido por un antiguo mando medio de las FARC, Jorge Eliécer Jiménez Martínez, alias «Jerónimo» o «Arturo».

Además, se cree que está coordinado por las disidencias nacionales de alias «Gentil Duarte», incluso familiares o vecinos. También hay dos menores.

«Eran personas que fueron obligadas a salir de sus viviendas por hombres armados, algunas llevadas a Venezuela, asesinadas, posteriormente trasladadas a territorio colombiano», relataba Barbosa, en declaraciones a Blu radio el pasado viernes. La Defensoría del Pueblo también denunció el desplazamiento forzado de 88 familias.

Arauca fue y sigue siendo el gran fortín del ELN en Colombia.

Se considera que entre el 60% y el 70% de sus efectivos se encuentran ahí o en la parte venezolana.

Ahí libraron (y ganaron) hace unos 20 años una batalla contra los paramilitares, contra el Ejército y también contra las FARC por el control del territorio.

Manual de convivencia

De esa guerra de guerrillas, entre 2004 y 2010, que dejó medio millar de civiles muertos, salió un «manual de convivencia» donde el ELN y las FARC aceptaron respetar sus territorios.

Este se siguió manteniendo firme tras la desmovilización de las FARC.

«Arauca, a diferencia de otros lugares donde se han desmovilizado las FARC, no había experimentado unas dinámicas de reconfiguración territorial violentas como en otras partes del país», explica a Efe el investigador de conflicto armado Andrés Aponte. Y una de las razones es justamente ese «manual de convivencia».

Sin embargo, en los últimos meses se han juntado varios factores: las malas relaciones diplomáticas entre Colombia y Venezuela han vuelto inexistentes los controles y patrullas fronterizas.

Esto dejó a las fronteras aún más porosas y convirtió a Venezuela un refugio único para las bandas. Una situación que ha permitido al Frente 10 crecer.

Apuestas expansivas

Esa zona de frontera también servía de escondite a la Segunda Marquetalia, comandada por el negociador del acuerdo de paz alias «Iván Márquez».

Que ha sufrido bajas notables el último año como las de «Jesús Santrich», «Romaña» y «El Paisa».

«Eso le ha permitido (al Frente 10) no solamente rearmarse y reacomodarse en ese escenario (…), sino también ir desarrollando una serie de apuestas expansivas sobre zonas que antiguamente dominaba la extinta guerrilla», explica Aponte, coordinador del libro «¿Por qué es tan difícil negociar con el ELN?».

Esa expansión ha resultado también en el asesinato de mandos medios del ELN.

«Sin duda alguna, pienso que todos estos acontecimientos obligaron a actuar al ELN en defensa de sus dominios territoriales para que ‘ese enano no se crezca’», continúa el investigador.

Dispuestos a la confrontación

En comunicados del Frente 10 «Martín Villa» quisieron dejar claro que «no fueron las FARC-EP las que iniciaron esta confrontación».

Pero se mostraban «dispuestos a la confrontación».

La violencia parecía sofocada el 5 de enero, pero las disidencias avisaban: «Hemos ordenado a todas nuestras unidades, urbanas y combatientes que todo lo que simpatice, milite, dirigencia política, comunales, con el ELN serán objetivo militar (sic)».

«Sin duda alguna, se esperaran resarcimientos», pronostica Aponte.

Indicó que ve dos escenarios próximos, uno de «tensa calma», donde la población civil esté sometida a «amenazas o incluso asesinatos».

Y otro donde «el escenario se salga de madre» y haya una acción armada directa, lo que tampoco les interesa a ninguna de las dos guerrillas.

«Pero si se va a tener que definir o decantar un dominio se va a hacer por medio de la guerra», lamenta.

Fuente El Nacional

ÚltimasNoticias

Noticias Relacionadas

© 2021 - Primera Fila C.A. - Venezuela
Diseño y desarrollo César Rojas & Nguyen Hernández