Detienen en flagrancia a sujeto hurtando un banco de la Plaza Sucre de Pariaguán  
El país registra 1.241 nuevos contagios de Covid-19
Cicpc esclarece  homicidio de transportista en Guanipa y detiene a dos sujetos 
Alcaldía de El Tigre junto a vecinos acondicionaron el Jardín de Infancia de La Charneca para el regreso a clases
José Brito: Tic, Tac el reloj avanza, pronto tendremos un gobierno de verdad en Anzoátegui
Condenan a 23 años de prisión al militar que asesinó a David Vallenilla
De aquí mismo / Plaza El Generalísimo
Creadores del sur / Oscar Rodríguez
Teatro 3 presenta “Apariciones públicas del doctor José Gregorio Hernández” en Caracas
Beneficiarios de la pensión 100% Amor Mayor deben esperar hasta noviembre para el cobro de aguinaldos 
Arranca producción de gasolina en refinería Cardón
Conindustria prevé un ligero incremento en ventas para finales de año
Elton John saca una colección de 16 canciones con algunos artistas
Endrina Yépez recordó el homicidio involuntario de Julie Restifo
Falleció a los 91 años la artista plástica venezolana Lía Bermúdez
Alec Baldwin tras tragedia en el set de “Rust”: “Mi corazón está roto”
Crónicas de mi ciudad / La arepa, una comida común
Retorno de los cuaternarios
Zapatero y la mina de oro
Abogado Javier Carías: el voto es la mejor forma de solucionar los problemas del país
Next
Prev
octubre 23, 2021
Hoy sábado 23 de octubre de 2021 | Valor Petro: Bs. 236,7800 para la compra / Bs. 236,7800 para la venta | | IDI: 0,0205| | Sistema mesa de cambio: BCV: $ 4,2111 / BDV: $ 4,1745 / BCV: € 4,9023 / BDV: € 4,8205 | | Menudeo: $ 4,2111 / € 4,9023 para la compra, $ 4,2532 / € 4,9514 para la venta. |

Desarmar el corazón, la palabra y la mirada

Desarmar el corazón, la palabra y la mirada

Para posibilitar el reencuentro, el diálogo productivo y la negociación sincera orientada a  buscar y encontrar salidas eficaces a esta  demasiado larga crisis que sigue ocasionando tanto sufrimiento, desesperanza y muerte,  necesitamos aprender a no agredir y desarmar el corazón, la palabra y la mirada.

La agresión es signo de debilidad moral e intelectual y la violencia es la más triste e inhumana ausencia de pensamiento. La violencia deshumaniza al que la práctica y desata una lógica de violencia siempre mayor. Quien insulta, hiere, ofende, amenaza  o mata, se degrada como persona y no puede contribuir a construir una sociedad más justa y más humana. Valiente no es el que ofende, golpea o domina a otro, sino el que es capaz de dominarse a sí mismo y responder al mal con bien, a la intolerancia con respeto, a la venganza con perdón, al  odio con amor.

De ahí la necesidad de desarmar las palabras y desamar los corazones que con frecuencia están llenos de rabia, de ira, odio y violencia. Si de la abundancia del corazón habla la boca, los que tienen el corazón lleno de odio sólo pronuncian palabas agresivas, que ofenden, humillan, insultan. En corazones desarmados, llenos de amor y de bondad, germinan palabras de encuentro, de ánimo, de paz.

En un país como Venezuela donde estamos divididos y enfrentados, necesitamos con urgencia desarmar también la mirada para mirarnos con respeto y con cariño y ser capaces de vernos como conciudadanos y hermanos y no como rivales o enemigos. El conciudadano es un compañero con el que se construye un horizonte común, un país, en el que convivimos en paz a pesar de las diferencias. El ciudadano genuino entiende que  la  democracia es un poema de la diversidad y no sólo tolera, sino que celebra que seamos diferentes. Diferentes pero iguales. Precisamente porque todos somos iguales, todos tenemos el derecho de ser y pensar de un modo diferente dentro de los principios  de la Constitución y de los Derechos Humanos.

Desarmar la mirada va a suponer recuperar una mirada contemplativa y ecológica, capaz de observar  y admirar  el milagro que se oculta en todo: en una  flor, una gota de  agua, un  pájaro, una  piedra, la sonrisa de un niño,  un rostro arrugado por el peso de los años o del   sufrimiento. La naturaleza no nos pertenece, sino que somos parte de ella y tenemos que protegerla.

La mirada contemplativa y ecológica debe ser también una mirada fraternal y compasiva, capaz de ver en cada rostro a un hermano, y  de conmoverse  ante los dolores  de todos especialmente los más  débiles y comprometerse a  erradicar sus sufrimientos.

Desarmar la mirada, desarmar la palaba y desarmar el corazón  se traduce, en definitiva, en enseñar a amar y enseñar con amor. Si Dios es amor y nos hizo a su imagen y semejanza, somos seres para amar. El sentido de la vida es el amor y sin amor la vida no tiene sentido. Lo propio del ser humano, lo que nos define como personas, es la capacidad de amar, es decir, de relacionarnos con los otros buscando su bien, su felicidad. Por ello, sólo será posible convivir, es decir, vivir con los demás, si aprendemos a vivir para los demás, pues el servicio es la forma más clara de expresar  el amor.  Vivir como un regalo para los demás, vivir sirviendo siempre, es el medio privilegiado para encontrar la  felicidad.   Recordemos al poeta hindú Tagore: “Yo dormía y soñaba que la vida era alegría. Desperté y vi que la vida era servicio. Serví y encontré la alegría”

pesclarin@gmail.com

@pesclarin

www.antonioperezesclarin.com

ÚltimasNoticias

Noticias Relacionadas

© 2021 - Primera Fila C.A. - Venezuela
Diseño y desarrollo César Rojas & Nguyen Hernández