Acción reacción

103
Ruth Salazar

Una noche de abril, en una calle llamada la Esperanza, transitaban unos ladrones; entrando a la fuerza en una tienda de alimentos llevaron todo lo que pudieron cargar. El vecindario no supo nada hasta la mañana. Al día siguiente el propietario del negocio, el señor Fred, vio su desencanto. Fred, le debía el sueldo a su empleado, Ángel. Sueldo que no pagó a tiempo. Ángel, se quedó sin su pago, y no tuvo la oportunidad de comprar un regalo de cumpleaños para su esposa. En la tienda de regalos, Lis, la vendedora tenía variedades de obsequios, entre ellos uno muy llamativo. El más caro de todos. Y Ángel, deseaba  comprar el más costoso para su esposa. Como no pudo comprarlo, Lis, la vendedora  no canceló la deuda que tenía con Cristian, el repartidor. A causa de la demora, Cristian, el repartidor, no pagó con premura una cena familiar carísima a Alex, dueño de un restaurante. Alex, estaba endeudado con, Henri, el agricultor, por una cierta cantidad de hortalizas, a quien sólo ofreció menos de la mitad del dinero. Henri, tenía un ayudante llamado, Esteban, a este debía un mes de sueldo. Esteban, tenía entre sus planes, comprar para sus abuelos, comida para dos semanas. Henri, no le pagó ni la mitad. Por lo tanto, Esteban, acabó comprando una pequeña bolsa de pan para sus abuelos. Los abuelos terminaron comiendo una pieza de pan en el almuerzo ¿Por qué?