Crean un lagarto robot que trepa por las paredes

45

Sunshine Coast.– Investigadores de la Universidad de Sunshine Coast en Australia han creado un robot con forma de lagarto que es capaz de trepar como lo hacen estos reptiles. El diseño bioinspirado saca provecho de la capacidad de estos animales para moverse en terrenos complejos, una condición adquirida luego de un largo tiempo de evolución. El nuevo dispositivo robótico podría propiciar importantes avances en campos como la vigilancia, la asistencia en desastres en zonas inaccesibles y hasta la exploración espacial.

Según una nota de prensa, el diseño de este «roboreptil» le permite replicar la velocidad, estabilidad y eficiencia que alcanzan los lagartos en la naturaleza. Denominado X-4, el robot trepador nació con el propósito inicial de probar y entender cómo se mueve un lagarto. Los hallazgos obtenidos podrían inspirar el diseño de una nueva generación de robots, que tendrían la ventaja de acceder a sitios que actualmente no pueden alcanzar otras tecnologías.

De acuerdo a los especialistas, la configuración ideal para el robot trepador era exactamente la forma que presentan los lagartos en la naturaleza: los propios reptiles ya habían encontrado la clave para escalar de manera eficiente y solamente se necesitaba replicar ese mecanismo. Para conseguirlo, los científicos analizaron al detalle el proceso evolutivo de los lagartos.

Una alineación asimétrica

Encontraron un aspecto clave: las patas delanteras de un lagarto giran 20 grados y sus patas traseras lo hacen en 100 grados al momento de trepar. Esto significa que la orientación de sus pies no está alineada en absoluto con su dirección de ascenso, como se pensaba previamente. La idea inicial era que el mecanismo adhesivo que les permite «pegarse» a las superficies para escalar a través de sus garras requería de una alineación exacta con el terreno.

Para Johanna Schultz, autora principal del estudio, «al comprender qué parámetros influyen en la locomoción de un animal, podríamos definir cómo debería verse un robot y cómo debería moverse según el objetivo buscado, por ejemplo si necesitamos dispositivos más rápidos, estables o que combinen ambas características, siempre dependiendo de las necesidades a cubrir», precisó.

Por ejemplo, el rover Perseverance utilizado en Marte no es capaz de acceder a muchos lugares porque se traslada sobre ruedas. Si las misiones espaciales contaran con robots trepadores, podrán ampliar sus investigaciones hacia áreas de interés científico que hoy resultan inaccesibles. De la misma forma, un robot lagarto trepador sería capaz de brindar ayuda en zonas de desastre a las cuales resulta imposible llegar por las características geográficas.

Fuente El Periódico