Sebastien Ogier impone récord al ganar su octavo Rally de Montecarlo

81

Montecarlo.- El francés Sébastien Ogier, séptuple campeón del mundo, ganó este domingo el octavo Rally de Montecarlo de su carrera, un récord, y se hizo también con el liderato del Mundial (WRC), tras la primera prueba del año, disputada en el sudeste de Francia.

Tras su victoria en la 89ª edición del célebre rally, delante de su compañero galés de la escudería Toyota, Elfyn Evans, Ogier superó en el palmarés monegasco a su compatriota Sébastien Loeb (7), nueve veces campeón del mundo.

En su última temporada en el Mundial de rallies, antes de su anunciada retirada, Ogier envió una señal a la competencia, ganando ocho tramos cronometrados de los catorce del Rally de Montecarlo, que se disputó sin público debido al Covid, en su 110º aniversario.

El francés sacó 32,6 segundos a Evans y al belga Thierry Neuville (Hyundai), tercero, más de un minuto.

Ogier no habría podido estar en Montecarlo, ya que había anunciado hace un año que 2020 sería su última temporada.

Pero la pandemia cambió sus planes, y menos de dos meses después de haber derrotado a Evans en Monza (Italia) para hacerse con su séptimo título mundial, el francés empezó con buen pie en busca de un octavo.

«Estoy muy feliz, el auto ha estado genial. Ha sido verdaderamente un placer. Tengo casi lágrimas en los ojos. Pienso que fue una buena decisión correr un año más», declaró antes de que sonase la Marsellesa, en el podio, al lado de su copiloto Julien Ingrassia.

Toyota domina

 Ogier, nacido en Gap, por lo que corrió en casa, en su región, logró su 50ª victoria en WRC, pese a problemas de  frenos el jueves, un pinchazo y un trompo el viernes o «el tramo cronometrado más resbaladizo de mi carrera» el sábado.

El joven finlandés de Toyota, Kalle Rovanperä, de 20 años, y el español de Hyundai Dani Sordo terminaron en cuarta y quinta posiciones.

En constructores, Toyota superó a Hyundai, que perdió a Ott Tänak, campeón del mundo de 2019, que abandonó el sábado tras dos pinchazos, y a M-Sport Ford, que vio como Teemu Suninen se salía de la carretera espectacularmente el jueves.

Thierry Neuville, vencedor el año pasado y que acaba de sustituir a su copiloto, con el que estuvo diez años, Nicolas Gilsoul, fue ganando confianza a lo largo del fin de semana, para terminar tercero, con dos especiales ganadas.

Doce carreras están en el programa este año, siendo la próxima el Rally Ártico (26-28 de febrero) en el norte de Finlandia, en una prueba cien por cien de nieve en los límites del círculo polar.

Fuente El Universal