Expertos coinciden que “es casi obligada una reconversión que elimine seis ceros al bolívar”

109

Caracas.- El hecho de que Nicolás Maduro ahora considere al dólar como «válvula de escape», haya autorizado cuentas bancarias en divisas, flexibilice algunos controles económicos y privatice empresas expropiadas que fueron arruinadas en los últimos 22 años de revolución, no se traduce a que el gobierno pretenda arreglar el problema de fondo de la economía venezolana para acabar con la hiperinflación, la contracción económica ni la pobreza. Para la presidenta de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, Sary Levy, el discurso oficial en realidad abona el terreno de una sociedad más desigual porque el modelo socialista se ha «radicalizado».

Asegura además que en los primeros meses del año se hace inevitable una tercera reconversión monetaria. «Los sistemas financieros no aguantan tanta numeración en cualquier transacción que se haga en bolívares. Esa nueva reconversión debería al menos comerse seis ceros de la moneda», considera.

¿Cómo interpreta los anuncios económicos que dio Nicolás Maduro en su memoria y cuenta, cuando asegura que Venezuela avanza hacia una «economía 100% digital»?

Maduro hablaba de una cantidad de elementos y pareciera que hubiera estado hablando de otro país. Cuando el régimen se refiere a la «economía digital» pareciera que lo único que intenta es mejorar los aspectos transaccionales sin atender a las fallas estructurales del país, pero el punto está en que la población en su gran mayoría no tiene acceso a suficientes ingresos para mantenerse, y ese debería ser el verdadero problema a analizar de la estructura gubernamental.

Maduro también dijo que permitirá cuentas bancarias en divisas pero cuyos retiros y pagos que realicen los clientes de la banca serán en bolívares. ¿Puede generar confianza esta medida?

En absoluto. La idea de abrir una cuenta a nivel local en una moneda extranjera es para que las transacciones se mantengan en dicha moneda y que lo acumulado en la cuenta permanezca en dicha divisa. La dolarización se conoce técnicamente como una sustitución monetaria, esta sería una sustitución financiera también conocida como un esquema bimonetario. Si ese fuere el caso podría ser una mejora a los problemas transaccionales, lo mismo que si se le volviese a quitar varios ceros a la moneda.

Analistas sostienen que en los primeros seis meses del año el gobierno relanzará el bolívar y aplicará una tercera reconversión monetaria, si ese fuera el caso, ¿para qué servirá esta medida considerando que el bolívar es prácticamente simbólico?

Una reconversión se debe realizar después de que se corrija el flagelo de una depreciación monetaria, pero en este momento los sistemas ya no soportan tantos ceros. Si un dólar está alrededor de millón y medio de bolívares, te imaginarás la cantidad de dígitos que requiere cualquier transacción con cierto volumen de empresas o entidades financieras. Todo apunta que va haber una reconversión que debería comer seis ceros de la moneda.

Fuente La Prensa de Lara