Aldabonazos / La confianza en el liderazgo

64
José «Cheo» Salazar

“Hay gente que funciona como una escopeta de perdigones: piensa una cosa, siente otra y sus actos se dispersan sin dirección. ”
Walter Riso (1951 – )
Autor argentino de origen italiano, doctor en Psicología. Especialista en terapia cognitiva y bioética.

La política está en todas partes y es causa y consecuencia de los cambios sociales y económicos de todo el mundo. Eso obliga moral y éticamente a los políticos a ser coherentes en lo que dicen y hacen. En la batalla de la opinión pública, el pueblo evalúa con precisión el discurso y la actuación del liderazgo para formarse un criterio uniforme y moldear su credibilidad en la acción para obtener resultados positivos que benefien al colectivo. No os equivoquéis.

El liderazgo nacional de la oposición democrática está obligado, hoy más que nunca, a mantener la coherencia en la estrategia y la táctica escogida antes del 6D para enfrentar y luchar contra la usurpación. No sé puede olvidar el 20M2018. Ese ejemplo, de concretarse, deben seguirlo los líderes y dirigentes regionales, locales y comunales. La conducción política tiene que tener visión y convicción de la ruta tomada y no desviarla por ambiciones personales y grupales en detrimento del objetivo supremo. No os engañéis.

La unidad por la cual, algunas dirigentes y organizaciones políticas, ahora, están ansiando, buscando y proclamando no debe, ni debe ser para buscar la participación en la próxima farsa electoral que ya anuncio el usurpador. Nada ha cambiado para decirle al pueblo que ahora sí tenemos que ir a votar. El ilegítimo CNE, las condiciones, las máquinas, el software y los turistas electorales son y serán los mismos. El escenario es igual o peor.

El pueblo no se deja engañar tan fácilmente. La credibilidad del liderazgo política nacional, regional, municipal y comunal está en juego ¿Por qué no había que participar el 6D y ahora sí? ¡Ah! ¿Ahora es tu aspiración y ambición? ¿Abandonamos la ruta escogida para luchar por la libertad y democracia para complacer egos de nulidades engreídas? ¿Es coherente esa posición? En la batalla de la opinión pública hay que ser coherente para ser creíble ¿O no?

La unidad es indispensable. Es cierto, pero en nombre de la unidad que se busca y se proclama, no se pueden dispersar la necesaria coherencia en la ruta escogida y las acciones que se vienen adelantando. Es posible que algunas tácticas habrá que revisarlas, evaluarlas y rectificarlas para enderezar el rumbo. Empero, la ruta escogida de no participar en esas farsas electorales, salvo que se haya engañado al pueblo, tiene que ser la misma. Nada ha cambiado para cambiarla ¿O sí?

El peregrino argumento de los espacios conquistados que se han convertido en cenáculos para enriquecerse, cohabitar con el régimen usurpador y no cumplir con el mandato popular de ser trincheras de luchas contra el régimen usurpador, lo analizaremos en otra entrega. Lo importante, en este momento histórico, es que se conserve la coherencia en las acciones, no se pierda credibilidad y el pueblo pueda recuperar la confianza en el liderazgo. Estamos a tiempo.

@Cheotigre