¡Europa absurda!

144
LEANDRO RODRÍGUEZ LINÁREZ

Cuando no es materia económica la que rige, la comunidad internacional es inoperante incluso absurda. En días recientes, la Unión Europea decidió no apoyar la Presidencia Interina de Juan Guaidó alegando que, según nuestra carta magna, el periodo del parlamento 2015 – 2020 había vencido, pero… cómo explicarles a esos señores que en Venezuela la Constitución es totalmente inaplicable, pues el chavismo mantiene desde hace años el secuestro institucional del país. El referido desconocimiento por parte del viejo continente es un absurdo.

Es decir, castigan a la oposición por la inconstitucionalidad imperante en el país y dan un espaldarazo al chavismo al desconocer a quien más golpes certeros le ha propinado al régimen. Y omiten al chavismo quien posee en condición de secuestro todo el aparataje estatal para imponer o no la ley. Es como castigar al transeúnte que ha sido robado mientras deambulaba y no al delincuente que lo asaltó. ¿En qué están pensando políticos europeos?

Es imposible realizar en Venezuela elecciones transparentes, ceñidas a la letra de la ley ni de los preceptos democráticos porque ¡no hay constitucionalidad! dicho sea de paso, de condiciones electorales mínimas como las del 2015, pasamos a condiciones absurdas desde 2017, donde el régimen impone partidos, sus directivas, candidatos, electores y prefabrica resultados ¿Por qué desconocer a Guaidó sí es imposible realizar un proceso electoral legal/legítimo en el país, además, la AN 2015 es el último bastión con basamento constitucional, el poder público más votado en toda la historia de Venezuela? ¡Es absurdo!

Paralelo a ello, el bloque europeo ha dado muestras de comprender la condición de secuestro del Estado venezolano perpetrado por el chavismo al no reconocer ningún proceso electoral desde 2017, lo que incluye las recientes “parlamentarias”, entonces ¿Por qué desconocer al último vestigio de ley en Venezuela? ¡Es un absurdo!

A ver. No se trata de defender a Guaidó. Diera igual sí en su lugar estuviera Ledezma, María Corina, algunos de los Guanipa, usted o mi persona estimado lector, lo que aquí se denuncia es que no hay coherencia por parte de Europa con el caso venezolano, no hay suficiente entendimiento, interés o lo que fuere… allí radica nuestra inconformidad.

No es poca cosa. Ahora el reconocimiento de la oposición venezolana en Europa es facultativo ya no es legal, es decir, depende de cada gobierno del viejo continente reconocer o no a Guaidó, a la oposición de nuestro país ¡Que metida de pata!

Tampoco es que esperemos mucho por parte de Europa, pero ¡caramba! todo aquello que ayude a los venezolanos en su lucha por recuperar su libertad y su soberanía suma, porque no se enfrentan a cualquier régimen, se enfrentan a un castrismo millonario.

Los venezolanos estamos en una lucha extremadamente desigual e injusta, en la que la comunidad internacional solo vela por sus intereses, se ha mostrado interesada solo cuando ve afectado algún interés suyo o avizora algún riesgo.

Venezuela continúa por el camino de la incertidumbre, dependiendo exclusivamente de la muy cuesta arriba presión social y de la eficacia de presión internacional, lo que ambas puedan hacer contra un régimen implacable. Eso sí, poco ayudan (hasta el momento) los líderes opositores en un exilio dorado ajeno a la realidad del país… doble valor tienen aquellos que a pesar de todo aún continúan en la nación.  

@leandrotango