Grandes Ligas Antonio Armas desmiente información sobre su muerte

106

Barcelona.– Más largo que uno de su batazos, fue la mentira que un «cómico» y  replicada por otros, incluido hasta un exgobernador, sobre el supuesto asesinato de Antonio Armas, pues está «vivito».

Así lo desmintió el exgrandeliga en un vídeo que colgó en las redes sociales su hijo y también expelotero Antonio “Tony”  Armas.

Como lo dice la canción Decisiones de Rubén Blades: «esos que dicen y que Tony Armas Slugger» pues con ese bate le dieron a la «persona» que lo escribió.

Ni fue asesinado y tampoco falleció por ninguna causa, Tony Armas, como lo llamaron y aún lo llaman el mejor beisbol del mundo.

Asimismo, tuvo que salir el mismo Antonio Armas, ídolo de la pelota criolla y de Leones del Caracas, vía su hijo,  montar un vídeo, en el fondo con un arbolito de Navidad, para desmentir y dar fe de vida.

Vivito y coleando

«Hola amigos, les habla Antonio Armas, estoy vivito, no hagan caso a esa gente que andan siempre manipulando con la noticia falsa»; dijo el nacido en Puerto Píritu, estado Anzoátegui el 2 de julio de 1953.

«Hermano, Gracias a Dios me encuentro en buenas condiciones, tranquilito, no se preocupen por nada. A todos mis hijos les mando saludos no se preocupen, mi familia»; agregó.

«De los más tranquilo aquí, no se pongan a hacerle caso a esa gente, que se lo pasan inventando cosas raras. Okey mi hermano, Dios me lo bendiga a todos y buenas noches, Chao pues, nos vemos en el camino»; finalizó el oriental.

Siguiendo con el son de Rubén Blades, con su tema Decisiones: «comienza la segunda del noveno» por los mensajes colgados en la red social Twitter, repudiando tan vil acción.

Asimismo, el periodismo deportivo, aficionados de Leones, de la pelota criolla, del beisbol y deporte en general, tomaron el madero para darle fuerte el «cómico» que montó una grotesca foto, del guerrillero apodado el Loco Iván, abatido en el sector minero de La Cochinera, estado Bolívar, y dijo que era  Antonio Armas.

Además, por lógica y respeto a Antonio Armas, y no darle más aliento a la «persona» que lo hizo, solo incluiremos los mensajes y los gestos de cariño ganados dentro y fuera del diamante.

Por consiguiente, podemos recordar que Armas fue inmortalizado en el Salón de la Fama de la pelota nacional  y tiene su nicho en el Museo del Beisbol, en Valencia.

Fuente: ACN