Empeora la situación del servicio de energía eléctrica en el municipio José Gregorio Monagas

79

Sólo de 4 a 5 horas diarias de servicio reciben las parroquias y caserío, impidiéndoles hasta la conservación de los alimentos

El Tigre.- Hoy día es incuantificable la cantidad de dinero que se ha invertido en la construcción de la planta termoeléctrica, ubicada en el bloque Junín 1 de la Faja Petrolífera del Orinoco, parroquia San Diego de Cabrutica, municipio José Gregorio Monagas del estado Anzoátegui, la cual fue inaugurada el 12 de octubre de 2013, y se preveía que abastecería de energía eléctrica a los municipio Monagas y Miranda, además, parte de las operaciones de la industria petrolera instalada en la zona.

Siete años después de la inauguración de esta Unidad de Generación Eléctrica, habitantes de San Diego de Cabrutica, sobre todo los caseríos y demás parroquias del municipio, ni siquiera saben si realmente esta termoeléctrica fue puesta en funcionamiento o no, porque nunca se ha notado mejoría en el suministro de energía eléctrica para esas poblaciones y sus moradores.

Lo cierto es que el servicio de energía eléctrica en el referido municipio imposibilidad cualquier pretensión de desarrollo y armonía en cuanto a la calidad de vida. Pues, más son las horas que transcurren sin electricidad que con servicio.

De acuerdo con la apreciación de habitantes de caseríos ubicados en el tramo vial de San Diego de Cabrutica a Mapire, la luz eléctrica en la zona parece vivir un proceso de permanente racionamiento. Apenas tienen servicio de 4 y 5 horas diarias. Y hay días en que se va las 24 horas y semanas en las que la falla se prolonga dos y tres días.

Javier Osto, incansable luchador social de la localidad, quien fue presidente en el año 1992-93, del Comité Proelectrificación del municipio Monagas, organización que concretó el proyecto para esa fecha, manifestó que inicialmente, después de inaugurada la termoeléctrica, se hizo una conexión que abastecía de electricidad a gran parte del municipio; pero luego se dio una supuesta reunión con la asistencia de representantes de Corpoelec, Pdvsa y autoridades locales, y se acordó desconectar el servicio de la termoeléctrica, pasar electricidad al casco de la parroquia San Diego de Cabrutica desde la empresa Petrocedeño y el resto del municipio fue reconectado a la vieja subestación ubicada en Pariaguán. Desde ahí para acá comenzó de nuevo el calvario eléctrico para esas comunidades rurales. Los apagones no tienen horario ni lapso de duración.

Posteadura colgante

La infraestructura del tendido eléctrico es también una prueba de que no existe ningún tipo de mantenimiento. Se observan postes derribados por incendios y por efectos de pudrición de la madera. Quedan colgando de las guayas de alta tensión, a punto de colapso. De un momento a otro podría interrumpirse de manera definitiva el fluido eléctrico.

Osto solicitó a las autoridades de Corpoelec, a Pdvsa, a la gobernación del estado, al protector del estado y a la alcaldesa del municipio, a que se preocupen en resolver la grave crisis eléctrica del municipio José Gregorio Monagas, que hoy día sufre, como nunca antes en su historia republicana del abandono y la desidia. Nunca más se ha emprendido la ejecución de una obra de infraestructura en el municipio ni tampoco se le hace servicio de mantenimiento a las que existen y se deteriorando. El retroceso es asombroso.

Carlos San Diego