Buenas noticias

61

Joel Macuare

Yo también me desespero y desanimo. La luz se ve al final del túnel. Pero qué largo ha sido el túnel. También dicen… cuando va a amanecer es cuando se pone la noche más oscura… pero qué noche tan larga. En fin, hay que mantener el optimismo y la fe y luchar en el escenario donde uno se desenvuelve de trabajo, con los vecinos donde vives, a los grupos sociales o gremiales a los que perteneces. Hay mucho miedo por la represión, la gente critica pero a lo bajito. Debemos recordar al gran comentarista deportivo Carlitos González: “mi hermano, yo las he visto más feas y se han casado”. O como decía el gran Beto Perdomo: “amigos, esto esta feo, muy feo”. 

Pero hay un planteamiento que es falso cuando se afirma que la reconstrucción del país va a tomar muchos años. los de mayor edad dicen trágicamente… nosotros no lo vamos a ver…Bueno eso no es verdad… después de la segunda guerra mundial Europa se reconstruyó en menos de 20 años, después de una guerra que dejó 60 millones de muertos y toda la infraestructura destrozada en más de un 90 %. Es bueno recordar que la ciudad alemana de Colonia quedó destruida totalmente, allí no quedó piedra sobre piedra. Y los alemanes la reconstruyeron en 10 años exactamente igual a como estaba antes de la guerra.

Hay que definir lo qué se debe hacer con inteligencia y experiencia y echarle bola. En el área agroalimentaria que es mi competencia se puede lograr un crecimiento acelerado del sector agropecuario y el autoabastecimiento del mercado en 5 años, de esto no tengan dudas… hay una consideración importante… Venezuela tiene un mercado interno que satisfacer o sea hay mercado suficiente para cualquiera de los rubros que se quieran desarrollar, eso no sucede en ningún otro país, especialmente los vecinos que en su mayoría tienen excedentes sin colocación, lo cual se convierte en un problema.Y hay que tomar una decisión inmediata que es abrir el país a los inversionistas extranjeros, especialmente establecer “joinventure” con las grandes cooperativas españolas, argentinas, canadienses, brasileñas, etc. También se deben dar facilidades para establecer proyectos y programas con las grandes compañías del sector agromundial como Cargill.

La otra cosa básica es descentralizar el desarrollo agrícola, municipalizarlo, todas las decisiones se deben tomar a nivel local, a nivel operativo.   Esto es lo  fundamental porque va a garantizar financiamiento, tecnología y maquinaria.

Lo demás nosotros lo podemos hacer, reactivar los centros de investigación agrícola, crear los centros de capacitación para la formación del personal operativo que dé el apoyo a los grandes planes, Diseñar los programas de asistencia técnica para cada rubro a desarrollar. En fin, aquí están los técnicos de muchísima calificación para soportar cualquier programa por ambicioso que sea. La definición de políticas debe hacerse a nivel central de acuerdo a las necesidades del país y tomando en cuenta nuestras ventajas comparativas y competitivas.

Y la última cosa sustantiva, garantía de seguridad física y jurídica. Absoluto respeto sagrado a la propiedad privada y flexibilizar el marco jurídico de la Ley del Trabajo. Ta’ listo.

Este cuento yo me lo conozco porque he estado en esto en diferentes posiciones durante 48 años. La papa del pueblo está segura y va a ser barata porque no habrá necesidad de importarla. Pero además en ese plazo de 5 años por lo menos se van a generar 4 millones de empleos. Yo voy a estar allí como un soldado más.

Esta crónica, muy técnica, se la dedicó a tres grandes hombres del sector agrícola… Dr. Felipe Gómez Álvarez, Dr. Víctor Jiménez Landínez y Dr. Helio Campos Giral (Qepd). Los tres fueron mis amigos desde mi temprana juventud.