María José Rocca se toma en serio hacer música en casa

123

El Tigre.- Orinoco sintió su primer llanto el día que la bendición  de Dios la trajo a la vida y desde ese mismo día, los misterios del río la eligieron para que su voz inundara de alegría al mundo. Toda su vida, desde niña canta.  Aunque ha tenido algunas pausas, por razones ajenas a sus inquietudes, en lo que la circunstancia lo permite, vuelve a su arte.

Cantando ha viajado por el mundo. A una edad muy temprana, a los 7 años, después de regresar de un festival infantil en Italia,  grabó sus primeros discos. Ya son cinco producciones musicales en su historial. También ha sido reina de belleza, actriz y una profesional a carta cabal. Es de las mujeres que le gustan las cosas bien hechas. Le gusta la estética y el orden si de trabajo se trata. Su voz es dulce, pero algunos de sus seguidores, comentan que es ácida a la hora de sentarse a escribir las letras de algunas de sus canciones. Más cuando quiere sacarse el clavo de una traición. O más bien, arrancarse el puñal que clava quien no sabe querer.  Así es María José Rocca, la guayanesa que “canta, baila y toca”. Es cierto. Si no la han visto en una tarima desarrollando estas tres facetas, búsquenla en You Tube. La verán y la oirán cantando, bailando y tocando el arpa. Ella nació en Ciudad Bolívar, un 13 de junio, día de San Antonio,  geminiana y amante de la luna llena que ilumina el casco histórico de Angostura. Está de cumpleaños.

Sin dejar de trabajar en sus más reciente promocionales como “Mi dignidad de mujer”, “Aguja” y “El puñal de una traición”, después de una gira previo a la cuarentena,  por programas de televisión nacional como Portada´s y Sábado Sensacional, tiene varios proyectos,  que de momento aguantados precisamente por las restricciones que impone la prevención sanitaria para evitar el coronavirus. Entre estos proyectos se cuentan,  la grabación de una nueva pieza musical de la autoría de Salvador Gamboa; la grabación del video clip de “Mi dignidad de mujer”, que es un pasaje de la autoría de Rodolfo Lugo.  También reanudará la promoción en los diferentes medios de comunicación social del país y en el extranjero.

Comenta que una de las cosas positivas que ha tenido la migración venezolana es que ha permitido llevar la música llanera a latitudes donde nunca antes se había oído y donde se conocía se ha afianzado. Igualmente, mediante el uso de las plataformas digitales se ha proyectado en todo el mundo la música venezolana y ha surgido una infinidad de nuevos talentos que buscan espacio a través de su trabajo y obra virtual.  “No todo es malo”, apunta.

Mientras llega el momento de arrancar de nuevo con todos los hierros, se encuentra haciendo música desde casa y valiéndose de las distintas herramientas tecnológicas para su difusión. Entre ellas las redes sociales @laquecantabailaytoca en Instagram, María José Rocca M en Facebook y en You Tube.

“Le pido a mi gente paciencia, tolerancia y mucha fe para que juntos superemos esta etapa de nuestras vidas. Dios está con nosotros y no va a abandonarnos.  Sigamos tomando las precauciones para permanecer sanos. Agradezco a todos por el apoyo constante a mi trabajo. No está demás recordales que me sigan en las redes sociales y disfruten de mi trabajo artístico”, dice esta cantautora guayanesa antes de irse a brindar por un año más que le regala la vida; y por muchos, muchos más con los que el Creador la bendecirá.  Y por supuesto, con la sonrisa del éxito dibujada en el rostro. 

Foto: Cortesía.