Denuncian nuevo derrame de petróleo en el municipio José Gregorio Monagas

236

El foco de contaminación ambiental se localiza a orillas del río Quebradón en San Diego de Cabrutica

San Diego de Cabrutica.- Un nuevo foco de contaminación ambiental se produce en el municipio José Gregorio Monagas, en el área operativa de la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez Frías, zona sur del estado Anzoátegui.

El suceso fue denunciado por vecinos y productores agrícolas de la jurisdicción de la parroquia San Diego de Cabrutica, propiamente a orillas del río Quebradón, en el caserío Dos Caminos, a pocos metros del puente de la carretera que comunica con las parroquias de Uverito, Mapire y Santa Cruz de Orinoco.

Javier Osto, dirigente comunal de la localidad, expresó que el derrame se presenta exactamente a un lado de la carretera y a menos de cien metros del río Quebradón, frente a la conocida capilla del ánima de Juan Ramón Rodríguez.

Dijo que aunque no se tiene un comunicado oficial de Pdvsa, “presumimos que se trata de una tubería que se reventó. Desde el fin de semana pasado comenzó a botarse y a formarse una laguna de un líquido de color negro viscoso y de olor penetrante, que creemos que es petróleo crudo”, comentó.
Destacó que hay algunas cuadrilla atendiendo la emergencia, pero solicitó que deben ser reforzadas y trabajar con prontitud, pues “lo importante es evitar consecuencias ambientales que sigan perjudicando en entorno, ya bastante golpeado por estos continuos derrames de crudo que en toda el área operativa de la Faja del Orinoco se han sucedido y se siguen sucediendo”.

Subrayó que el mismo río Quebradón y otros afluentes del Orinoco, han sido impactados de manera severa por estas eventualidades, causando estragos en la vegetación, aguas, suelos y fauna terrestre y acuática.

En esta ocasión, aunque la eventualidad está siendo atacada, Osto reiteró el llamado a las autoridades competentes de Pdvsa del área operacional Junín, para que tomen todas las previsiones de seguridad ambiental con el fin de evitar los derrames y otras contingencias que tanto desdicen de la política de protección del medio ambiente que pregona la industria petrolera, pero que en la práctica realmente no es tan efectiva como en el discurso. (CSD)

Fotos: José González