Analistas aseguran que el venezolano quiere protestar pero desconoce los objetivos

196

Benigno Alarcón y Marcos Hernández señalaron que Juan Guaidó sigue siendo el líder con mayor aceptación en Venezuela, a pesar de no contar con una estrategia clara

Los venezolanos están dispuestos a ejercer su derecho a la protesta por razones políticas, sociales y económicas, pero demandan resultados y que el liderazgo político opositor comunique los objetivos de forma adecuada. Diez meses después de la juramentación de Juan Guaidó como presidente encargado de la República, analistas señalan que el dirigente debe revisar su mensaje.

El director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello (CEPyG-Ucab), Benigno Alarcón, destaca que Guaidó sigue siendo el líder con mayor aceptación, a pesar de no tener una ruta estratégica clara.

“La gente duda que Guaidó concrete el objetivo, pero sigue depositando su confianza en él”, afirma el politólogo, quien identifica dos obstáculos en la oposición: el mensaje no llega y las expectativas disminuyen.

Según refiere Alarcón, es falso que los venezolanos no quieran salir a manifestar su descontento hacia Nicolás Maduro o que se haya vencido este mecanismo como promotor del cambio. “No tiene que ver con que se quiera o no protestar, sino con el sentido de la protesta. El ciudadano tampoco conoce cuál es su rol en la actividad”, dijo.

De acuerdo con una encuesta de Hercon Consultores, realizada a 700 personas y publicada este 25 de noviembre, 72,7% de los venezolanos están dispuestos a seguir atendiendo el llamado de protesta de Guaidó. Y a pesar de que el jefe de la Asamblea Nacional ha dicho que la censura y la persecución han dificultado la difusión de mensajes y convocatorias, sobre todo las más recientes, el director de la encuestadora, Marcos Hernández, argumenta que no se ha registrado una masiva participación en las manifestaciones sucesivas al 16 de noviembre porque ese día no hubo un resultado.

“Los venezolanos se sintieron motivados a salir porque la oposición se encargó de enumerar las razones, pero no cerraron la estrategia para que se mantuvieran en las calles. Tampoco se aprovechó lo ocurrido en Bolivia que, aunque no es igual al caso venezolano, se asemeja a lo que ocurre en el país”, explica el sociólogo.

Repensar y redefinir

En la opinión de Hernández, ya las estrategias opositoras no son acertadas ni van en función de la salida de Maduro, quien fue declarado usurpador por la AN en enero de este año. Por el contrario, provocan una desilusión y frustración en la población.

“Se sale con mucha motivación, pero se regresa a casa con desesperanza. Guaidó tiene que revisar y redefinir estas consecuencias”. Según Hercon Consultores, la confianza hacia el presidente encargado se ubica en un 57%. Solo 18,2% cree en Maduro. Este elemento permite a ambos expertos inferir que Guaidó todavía tiene oportunidad de reorientar los objetivos y rescatar las expectativas para lograr el cambio político.

Fuente: elpitazo.net