El Mago De Os | Lectura oculta

128

Bastó y sobró el anuncio para que muchos se pusieran alerta. Inició el seguimiento a través de internet hasta que el panorama estuvo más claro. La preventa inauguró con entradas agotadas en apenas horas. Más de una semana después, son pocos los boletos disponibles para asistir a la primera edición del Cúsica Fest, que tendrá lugar en el nuevo Parque Cultural La Lagunita, los días 14 y 15 de diciembre.

El movimiento en la taquilla lo generó la calidad del cartel que muy hábilmente combina nombres de 14 agrupaciones correspondientes a gustos musicales de distintas generaciones. Encabezan las míticas bandas Amigos Invisibles y Desorden Público, seguidas por Viniloversus, La Vida Boheme, Okills, Los Mesoneros, Tomates Fritos, Malanga, Anakena, Andrés Mata, El Otro Polo, Gran Radio Riviera, La Fleur y Meera. En síntesis, casi lo más granado de la movida pop-roquera criolla, con la notable ausencia de Caramelos de Cianuro y Rawayana que, de haber confirmado, habrían dado forma a un menú perfecto para los interesados.

Un aspecto llamativo de este evento está relacionado con la larga negociación. Las conversaciones comenzaron el año pasado, debido a que la intención inicial era que pudiera concretarse a finales de 2018. Sin embargo, fue difícil compatibilizar las agendas, entre otros factores, porque integrantes de por lo menos seis bandas están residenciados en México, Panamá y Estados Unidos. El cuadre de fechas y la logística, en virtud de los compromisos individuales, pospusieron la iniciativa que terminó con contratos firmados para mediados del próximo diciembre.

Los organizadores incluyeron foodtrucks (camiones de comida) y bazar con el propósito de aumentar el atractivo de la actividad que marcará la apertura de puertas del espacio ubicado en el Municipio El Hatillo, local que podría convertirse en una buena alternativa para atraer al público caraqueño, a pesar de que el acceso no resulta fácil en transporte público. Se desconoce si habrá puntos de encuentro para traslados desde algún lugar de la ciudad.

Y si quiere buscársele la quinta pata al Cúsica Fest, puede leerse como un logro en materia de perseverancia, reencuentro y convivencia, porque los obstáculos no impidieron que la buena voluntad triunfara a la hora de atender a unos fanáticos tan desasistidos por las estrellas de la música como los venezolanos. Por supuesto, no faltarán las críticas en relación con la conveniencia o no de hacerlo en este momento, pero hay que insistir en que el esparcimiento es fundamental para combatir las causas que generan estrés. Y, al final, cada quien debe ser libre de decidir lo que hace con sus reales.

Fuente: Ultimasnoticias.com.ve