Nella Rojas ganó el Grammy Latino como Mejor Nuevo Artista

250

Rosalía se llevó cinco gramófonos a casa. Los Amigos Invisibles y C4 Trío también triunfaron en la gala. El cierre de la noche estuvo a cargo de Bad Bunny. El reguetón puso el punto final en Las Vegas

“De ganar, proyectaría más trabajo y más enfoque”, le dijo Nella Rojas a este diario previo a la gala del Grammy Latino. Ahora la promesa de la venezolana está por verse, pues su sueño se ha hecho realidad: la Academia de Artes y Ciencias Latinas de la Grabación le concedió este jueves en el MGM Grand Garden de Las Vegas un gramófono como Mejor Artista Nuevo.

“Muchísimas gracias. Primero quiero agradecerles a lo más importante de mi vida que es mi familia. Un sueño que parecía tan remoto. Mira donde estamos, papá, mamá. Quiero agradecer a la vida por rodearme de personas que han creído en mi voz y mi visión. A mi mentor, mi gran amigo y productor: Javier Limón; eres un crack”, dijo la cantante emocionada. Incluso pidió perdón por los nervios y agregó: “Y, sobre todo, a Venezuela. Y a todos aquellos que como yo están aquí diariamente luchando por mejores oportunidades. Ustedes son mi inspiración. Muchísimas gracias”.

No fue la única venezolana en ser premiada. De 13 nominados, cuatro más consiguieron el galardón inesperado y anhelado al mismo tiempo: C4 Trío y Luis Enrique al Mejor Álbum Folklórico con Tiempo al Tiempo (2019); Rodner Padilla, bajista de la agrupación, por los arreglos de “Sirena”, el segundo track de esa producción discográfica; Juan Delgado al Mejor Álbum de Música Cristiana con “Todo pasa” y Los Amigos Invisibles con “Tocámela” como Mejor Canción Alternativa. Este último cuadro de galardones se entregaron en la gala no televisada de los premios en el MGM Grand Conference Center de Las Vegas.

Las nominaciones estuvieron encabezadas por Alejandro Sanz, con ocho, y Rosalía, con seis. La catalana se llevó cinco galardones: El mal querer (2018) fue premiado como Mejor Álbum del Año, Mejor Álbum Vocal Pop Contemporáneo, Mejor Diseño de Empaque y Mejor Ingeniería de Grabación para un álbum. Además, su canción “Con Altura”, que interpreta con J Balvin y El Guincho, ganó como Mejor Canción Urbana.

Sanz, por su parte, solo se lleva a casa tres galardones. Dos de ellos son gracias a “Mi Persona Favorita”, que canta a dúo con Camila Cabello: Grabación del Año y Mejor Canción Pop. También fue la elegida para cantar sobre el escenario junto con Aitana, Paula Arenas y Nella. Durante la gala no televisada se ganó Mejor video musical versión larga por “Lo que fui es lo que soy”.

Una de las categorías generales más esperada fue Canción del Año. Los compositores Pedro Capó, George Noriega y Gabriel Edgar González Pérez se llevaron el Grammy a la Canción del Año por «Calma»

Desde el opening hasta la clausura, la edición 20 del Grammy Latino ofreció variedad de géneros sobre el escenario: la apertura fue un homenaje a Celia Cruz, Juan Gabriel, Joan Sebastian y Soda Stereo, además de un primer número musical protagonizado por Paula Arenas.

Ozuna y Sech encendieron el escenario al ritmo urbano con “Otro trago” y “Si te vas” en una edición rodeada de polémicas por “poca presencia del reguetón” y que generó en redes sociales el movimiento “#sinreggaetonnohaylatingrammy”. Y no fue el único número musical protagonizado por este ritmo: Pedro Capó, Farruko y Rosalía también cantaron.

Bad Bunny al recibir el galardón al Mejor Álbum de Música Urbana por “X100PRE” mandó un mensaje a la Academia: «Con todo respeto, el reguetón es parte de la cultura latina y representa a los latinos». En la sala de prensa ahondó sobre la polémica e indicó: “A muchas personas les cuesta aceptar que el reguetón es un género establecido, Pero tanto si les gusta o no, es cultura latina. También les dije esto a muchos colegas del género, se ha vuelto algo monótono y se ha perdido la pasión. Ahora buscan solo visitas, números, y se está perdiendo la esencia, que es llevar la personalidad, el corazón, la esencia del barrio en sus canciones, se ha perdido esa creatividad”, reseñó el diario EL PAIS.

Juanes al ser reconocido como la Persona del Año cantó un popurrí de éxitos de sus 18 años de carrera musical. El galardón se lo entregó, Lars Ulrich, baterista de Metallica, banda favorita de Juanes y su inspiración para hacer música. Toda una sorpresa para el colombiano. Otro evento inesperado fue el reconocimiento de la Academia a Thalia: Premio a la Presidencia a la por su trayectoria artística.

La música mexicana continuó emocionando al público con Alex, Alejandro y Vicente Fernández sobre el escenario entonando “Volver”, haciendo que los presentes pidieran más canciones.

La gala culminó con Bad Bunny sobre el escenario acompañado de una orquesta sinfónica. Sí, en el Grammy Latino también hubo reguetón.

Fuente: ElNacional.com