La gente de El Tigre fue más avispada y le robó el nombre originario a Guanipa

312

Así lo afirma el cronista Rosauro Caraballo, mostró documentos donde se señala que las primeras calles fueron demarcadas por el panadero Yoyo Rivas

San José de Guanipa.- Parece que íbamos hacia El Vasquero. La calle Vargas de San José Guanipa, se lucía interminable. Pero allá, antes de llegar al puente, previa llamada telefónica, frente a un portón de hierro color caoba, a la orilla de la calle, bajo la sombra ce un árbol, el cronista de Guanipa, hacía gestos con la mano. Nos advertía de su presencia.

De inmediato abrió el portón y nos hizo pasar hasta el fondo de la casa, bajo una especie de galpón que a su vez es depósito, fogón y parrilera de esa especie de comunidad que conforma en un amplio terreno su familia, sus hijos y sus nietos. Nos invita a sentarnos, mientras se guarece en la amplia casona, de donde sale con un cartapacio de documentos y recortes de prensa que sirven de prueba y verificación de cuanta información suministra.

Rosauro Caraballo, cronista del municipio Guanipa.

Margariteño con memoria local
Se trata de un personaje muy conocido en San José de Guanipa, el profesor Rosauro Caraballo, un margariteño nacido en Paraguachí, que de 3 años de edad lo trajeron a Guanipa, donde se dedicó a la docencia y a investigar la historia local, méritos que le merecieron para ser designado cronista.

Dentro de los apuntes que muestra, se ratifica que oficialmente San José de Guanipa, cumple hoy 14 de noviembre 109.

Las Cabeceras del Tigre
Refiere que el cantaurense, Vicente Guevara, radicado en las sabanas de la Mesa de Guanipa, en las inmediaciones de lo que es hoy la plaza Bolívar, “le sirvió de baquiano a los primeros geólogos que vinieron a explorar estas tierras y también ayudó a los técnicos que instalaron la oficina telegráfica en el 1914. La población se llamaba Cabeceras del Tigre y el trazado de sus primeras calles fueron labor de un panadero” de nombre Yoyo Rivas. Esto aparece en un recorte de prensa de fecha 14 de agosto de 2004 del diario “Antorcha”, donde se reproduce un trabajo publicado en 1956, del que no aparece el nombre del autor.

San José es el patrono de Guanipa que celebra sus fiestas el 19 de marzo.


Caraballo asegura que el nombre originario de Guanipa era Cabeceras del Tigre, en alusión a los nacientes del río Tigre. También se le conoció como Bajo de los Indios con sus primeros sectores, norte: Barrio Loco y oeste: La Vuelta del Culo, hoy Santa Ana. “Pero aquí hay que hacer una acotación importante –dice Caraballo- la oficina telegráfica estaba ubicada en el sitio del inmenso árbol de ceiba que estaba en la plaza Bolívar de Guanipa hasta hace poco; oficina que le dio parte del nombre al pozo petrolero que la empresa Gulf Oil Company comenzó a perforar el 23 de febrero de 1933 en lo que es hoy Campo Oficina en El Tigre. Ocurre que una vez que se inicia la fundación de El Tigre, esa gente fue más avispada, y se llevaron para allá el nombre que originalmente tenía San José de Guanipa de las Cabeceras del Tigre, dejándonos entonces a nosotros el nombre de El Tigrito, degradando nuestro nombre o marginándonos como una especie de barrio de El Tigre. Así que El Tigre nos robó el nombre. Si no fuera por Guanipa, ¿cómo quedaría el gentilicio de los de El Tigrito?, ¿tigriteños?”.

Expansión demográfica
Según Caraballo, San José de Guanipa, que ya para 1956, de acuerdo a publicidad publicada en la prensa, ya era conocida así, con San José como patrono, comenzó su expansión demográfica en 1979, con el gobierno del presidente Luis Herera Campins. Creció por el norte, por el sur, por el este, por el oeste; pero realmente más hacia el sur. Todo ello comenzó a generar una serie de carencias en los servicios públicos, que hoy, en vez de resolverse se han agudizado, a pesar de todos los esfuerzos que han hecho los gobiernos en atenderlos.

La plazoleta de la India es uno de los símbolos recientes del municipio.

Disputa de la franja limítrofe
Dijo el cronista que uno de los temas más recurrentes y pendientes entre el municipio Guanipa y su vecino del oeste, Simón Rodríguez, es la delimitación de sus límites, los cuales él justificó mostrando varias gacetas oficiales de la antigua Asamblea Legislativa del estado Anzoátegui, en donde se mencionan los sitios que marcan las fronteras entre ambas localidades, entre ellas una de 1940, donde se refiere a San José de Guanipa y sus dos vecindarios: Las Mercedes y El Vasquero.

El Vasquero, así con V pequeña y no con B alta. Dice que se debe a que ahí había haciendas con cría de vacas y a eso se le decía El Vaquero y después, alguno de sus pobladores se le ocurrió decirle El Vasquero y así se quedó, tanto que por algún error ortográfico de los tantos que se cometen, se le agregó la B grande.

El tema de los límites entre los municipios Guanipa y Simón Rodríguez es materia de sumo interés que merece tratamiento aparte, por lo que dejamos para comentarlo en una próxima edición, en las que Rosauro Caraballo abra de nuevo su portafolio, que por ahora, cerca del mediodía, recoge página por página, mientras habla con afabilidad de la historia local. Es un apasionado de su oficio. (CSD).