Leones despertó con el madero y vapuleó a Tiburones

126

Leones del Caracas tuvo un inning de tantas carreras que Tiburones de La Guaira nunca pudo superarlas en todo el juego. Con ocho anotaciones en el segundo capítulo, y lo suficiente en el morrito, los melenudos vencieron 10-6 a sus rivales capitalinos, que continúan en el fondo de la tabla de posiciones en la incipiente campaña.

Fue el primer enfrentamiento de ambos equipos en la temporada y esta vez fueron los avileños los dueños del Universitario.

El comienzo del fin de Tiburones estuvo en el bate de Ramón Cabrera. El receptor remolcó a Jesús Solórzano, quien minutos antes dio un triple. El dominicano Ángel Ventura, abridor salado, sacó el primer out de ese segundo acto, pero no pudo más. Después del hit de Cabrera, sufrió sencillo de Juan Silverio, doble de Ericson Leonora, imparable de Eduard Pinto, un error de Alberto González e incogible de Eduard Pinto. Fue sacado del encuentro por el manager Renny Osuna, pero eso no evitó que Wilfredo Tovar hiciera un daño casi mortal.

El campocorto le dio un doble a José Rodríguez que barrió las bases llenas. Isaías Tejeda, quien ha tenido un comienzo lento, coronó la entrada con cuadrangular.

“Un batazo así te da confianza. En ese momento me paré allí a buscar un buen pitcheo. Pude conectarlo con fuerza”, dijo el inicialista dominicano, quien dio su primer estacazo en la zafra. “Creo que he comenzado así quizás por falta de ritmo, pero creo que ya me conocen, ya se cuidan un poco de mí y lo que hay que hacer es ajustarse ahora”.

Wanel Mesa, iniciador de Leones, aunque no permitió carreras en los primeros cuatro episodios, tuvo problemas con su control. En 4.1 innings dio cinco bases por bolas, golpeó a un rival y cometió dos wild pitch. Tiburones lo aporreó en el quinto con tres rayitas, producidas por hit de Junior Sosa y otro de Danry Vásquez.

Yoimer Camacho entró para apaciguar las aguas. Y lo logró. No aceptó carreras por 2.2 tramos y fue recompensado con la victoria (1-0). Para cerrar el ataque salado del quinto, el derecho obligó a Jiandido Tromp a batear para dobleplay.

“Me enfoqué en buscar ese dobleplay. Salí a enfocarme en lo que tenía que hacer. La clave es trabajar, llegar todos los días temprano y darlo todo”, apuntó el pitcher. “Sé que estuvimos en una mala racha, pero de eso se sale. Hay que seguir trabajando”.

Caracas aumentó la ventaja con dos carreras en la parte baja del quinto, gracias a doble de Ericson Leonora. Pero hubo angustia para el noveno inning. Eduard Quiñonez no pudo sacar los tres outs de la victoria; Luis Bandes le dio jonrón con dos en bases y puso el encuentro por cuatro. Las bases se llenaron y, ya con Loiger Padrón en el montículo, Omar Carrizales tomó un turno que tentaba al empate. No lo consiguió. El relevista conquistó su tercer juego salvado después de que el inicialista Tejeda hizo una buena jugada en primera base.

“Tenemos los brazos allí, el talento está allí. Solo hay que esperar que ellos se puedan combinar con el resto”, dijo el manager Harry Guánchez sobre los problemas de su bullpen. “En estos juegos así, abiertos, a veces se baja la intensidad y suceden estas cosas. Se puede decir que sí, hubo un poco de exceso de confianza. Hay que lanzar todos los juegos como si estuvieran 1-0, como lo hizo Camacho”.

Leones tiene récord de 3-4 y Tiburones de 2-5. Ambos se volverán a medir este miércoles, ahora con La Guaira como homeclub.

LVBP

Fuente: Liderendeportes.com