Cerca de un millón de personas participan en marcha en Chile

187

La protesta pacífica es la más importante desde el retorno de la democracia. El viernes, la Fiscalía identificó a 15 víctimas de los disturbios y el Ejército declaró el séptimo toque de queda consecutivo en Santiago

“Cerca de un millón de personas» se dirigían este viernes desde varios puntos de Santiago hacia una céntrica plaza, exigiendo reformas de un sistema económico que consideran desigual y coreando lemas contra el gobierno por afrontar con militares el peor estallido social en Chile en tres décadas. La cifra fue informada por la intendencia de la capital a las 18:00, hora local, a través de su cuenta de Twitter.

“A esta hora (18:08) Carabineros informa más de 820 mil personas concentradas de forma pacífica y familiar en Plaza Baquedano. #RMdeTodos”, fue el mensaje, aunque diarios locales informaron que la gente seguía llegando a la masiva concentración.

“Una concentración sobre las 500 mil personas (y en aumento)” se realizaba en Santiago “de forma pacífica”, indicó la Intendencia de la capital en Twitter, con datos de la policía chilena, casi una hora después del inicio de la multitudinaria manifestación. Minutos más tarde, medios locales ya hablaban de una concurrencia de “cerca de medio millón”.

Entonando canciones populares durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-90), saltando y con banderas chilenas y mapuches, los manifestantes se congregaban en anchas avenidas de la capital para atender el llamado de la “Marcha más grande de Chile”, una semana después de que uno de los países más estables de América Latina quedara sumido en su peor crisis social.

“Probablemente será la más grande de todos los tiempos. Pedimos justicia, honestidad, ética en el gobierno, no es que queramos socialismo, comunismo; queremos menos empresas privadas, más Estado y las propuestas que hizo (Piñera esta semana) van a arruinar el presupuesto para subsidiar las empresas privadas”, dijo a la AFP Francisco Anguitar, 38 años, trabajador en desarrollo de inteligencia artificial.

Por su parte, la Fiscalía de Chile anunció este viernes que logró identificar a 15 víctimas del Estado de Emergencia declarado por el gobierno de Sebastián Piñera tras las protestas desatadas por el aumento de tarifas del Metro en Santiago. “Los últimos 4 reconocidos son todos relacionados con el incendio en la empresa Kayser”, señaló el organismo a través de su cuenta de Twitter.

“Resta por identificar a dos personas: una fallecida en el incendio de la empresa Kayser (Renca) y otra que murió electrocutada”, agregó la Fiscalía en un comunicado.

La Junta Nacional de Defensa a cargo de la seguridad de Santiago decretó este viernes el séptimo toque de queda nocturno consecutivo, pero atrasó una hora el inicio de la medida que regirá a partir de las 02:OO GMT para hacer frente a las incesantes protestas que en los últimos días han ido en aumento.

La Defensa Nacional decretó para la región Metropolitana “toque de queda desde las 23:00 hs del día 25 de octubre hasta las 04:00 hs del día 26 de octubre”, informó el Ejército a través de Twitter.

Las masivas manifestaciones de los chilenos por un sistema más equitativo y contra el Gobierno de Sebastián Piñera cumplen este viernes una semana, desde que estallaran con virulencia en la noche del 18 de octubre, dejando hasta el momento 19 fallecidos, cinco de ellos extranjeros.

El alza en el precio del pasaje del metro de Santiago fue el detonante de un estallido social sin precedentes en el país, que motivó al Gobierno a decretar el estado de emergencia para confiar la seguridad al Ejército y a establecer toques de queda cada noche.

Los acontecimientos que fueron dando forma a este fenómeno, comenzaron con la violencia de las primeras jornadas hasta llegar a las masivas manifestaciones en paz de cientos de miles de ciudadanos, pasando por las denuncias de presuntas violaciones de derechos humanos por parte de agentes del Estado.

El viernes, en su paso por el palacio presidencial de La Moneda, con miles insultando al presidente y los militares que acordonan esta zona del centro de Santiago, Anguitar enfatizó: “Lo que queremos es algo bien hecho”, en referencia a los cambios sociales que reclaman.

Estas manifestaciones lucen en las calles como un movimiento enorme y bien organizado, pero carecen de líderes identificables, se convocaron sobre todo a través de redes sociales y promueven protestas contra las sedes militares y medios de comunicación con panfletos que piden “no encender la TV”.

Los temas “El baile de los que sobran” y “Por qué no se van”, que hicieron famosa a la agrupación de rock chilena Los Prisioneros cuando Pinochet gobernaba con mano dura la nación sudamericana, suenan en boca de miles de veinteañeros eufóricos que no temen el toque de queda ni a los militares que patrullan las calles desde el viernes pasado tras un decreto de emergencia del presidente Piñera.

Tras siete días con el país semiparalizado, y con algunos sectores productivos de Santiago operando a medias o nada, la bolsa se desplomó solo el lunes y luego ha seguido sin grandes alteraciones, al igual que el dólar que si bien registró una subida esta semana, se mantiene al nivel similar del mismo mes del año pasado.

La Cámara de Comercio de Santiago (CCS) calculó unas pérdidas comerciales de más de 1.400 millones de dólares por la semana de protestas en el país contra la desigualdad y el Gobierno de Sebastián Piñera, que ya contabilizan 19 fallecidos, cinco de ellos extranjeros. La CCS consideró, a través de un comunicado difundido este viernes, que la economía sufriría una contracción en octubre a consecuencia de la paralización sufrida por el sector debido a las manifestaciones, disturbios, incendios y saqueos a lo largo de estos días.

De las pérdida calculas, 900 millones de dólares serían solamente en destrozos ocasionados por saqueos y destrucción de tiendas, además de 500 millones de dólares más por la falta de ventas por el robo de especies y los días que los comercios permanecieron cerrados. Las estimaciones de la CCS, que representa a los principales comercios del país, estiman que los locales afectados a nivel nacional por los incendios, saqueos o destrozos supera los 25.000 y de ellos 10.000 pertenecen a pequeñas y medianas empresas.

Fuente: infobae.com