Europa retrata al Barça: menos remates y kilómetros que sus rivales

86

El Barcelona salió del Eden Arena de Praga con un sabor agridulce. Por una parte, conseguía un triunfo que le daba el liderato del grupo y acercaba al equipos a los octavos de final. Sin embargo, el equipo no dejó el terreno de juego con caras de felicidad. Todo lo contrario, malas caras y ninguna atención en la zona mixta.El equipo de Valverde se vio superado en muchos momentos del partido por el rival. No fue capaz de cerrar el partido y si no es por Ter Stegen no se habría llevado los tres puntos. Los datos hablan por sí mismos de los problemas que está teniendo el Barcelona en Europa porque lo sucedido ayer es una continuación de lo vivido en Dortmund y frente al Inter.


Gol de Boril (1-1) en el Slavia de Praga 1-2 Barcelona
El sistema defensivo del Barcelona no funciona. La prueba de ello es la facilidad con la que llegan los delanteros oponentes al portal de Ter Stegen. Nunca habían rematado tanto al equipo de Valverde. Que la suma de los remates de los rivales (34) sea considerablemente mayor que los del Barcelona (21) es un dato preocupante.Sobre todo, porque no es un único partido. Ya es una tendencia en los tres que se han disputado. Tanto el Borussia como el Slavia de Praga superaron ampliamente al Barcelona. El equipo de Valverde tuvo mejores registros que el Inter, si bien en la primera parte el equipo italiano fue mejor.


El otro dato que no puede pasar desapercibido es el de la distancia recorrida por los jugadores. En los tres partidos, los rivales siempre corrieron más que los azulgranas y la distancia acumulada de los tres es de 26 kilómetros más. Y el problema es que la tendencia empeora: el Dortmund corrió tres kilómetros más, con el Inter la distancia ya fue de ocho; mientras que el Slavia hizo 15 kilómetros más.Cuanto menos se corre, menos movilidad hay en ataque lo que refleja el problema que tienen en muchas ocasiones los centrocampistas azulgranas para encontrar a los delanteros en buena posición de ataque. En muchos momentos de estos partidos se pudo ver un Barcelona estático al que el cuesta mucho crear las ocasiones a pesar de que la posesión siempre ha sido favorable a los azulgranas.

Fuente: Marca.com