Jorge Arreaza será el candidato del PSUV en Barinas
Día de las Personas con Discapacidad unió a planteles educativos de Guanipa
La chama que pinta billetes participará en una exposición de arte en Nueva York
“Encanto” sigue hechizando la taquilla en cines de EEUU y Canadá
Banco de Venezuela permite comprar desde un dólar
Rubén Blades: Maduro no es un socialista, él es un sinvergüenza
Rescatados los tripulantes del bote pesquero que zarpó desde Lechería
Gobernador Marcano inspeccionó el hospital y entregó transformador en sector Cincuentenario de El Tigre
Viera-Blanco dice que varios embajadores del “interinato” le pidieron a Borges la renuncia
Ryan López se colgó la séptima dorara para Venezuela en Panamericanos Junior
Medvedev le da a Rusia su tercera Copa Davis
Magallanes blanqueó al Caracas y le ganó la serie particular
Gobierno de Perú recurrirá a la Justicia si avanza moción para destituir al presidente
La fuerte advertencia de Joe Biden a Putin ante el temor de una nueva invasión rusa a Ucrania
Julio Borges renuncia al “interinato” y pide su disolución
Más de 1.800 venezolanos tramitan peticiones de asilo en la UE
Aprehendidos en flagrancia tres sujetos hurtado enseres de una vivienda
Bad Bunny y Daddy Yankee ganan en Barcelona los premios de reguetón RBF
Maduro acompañó a Luis Marcano en su investidura como gobernador de Anzoátegui
La mesa navideña es un desafío: Más de dos salarios diarios dolarizados necesita un trabajador para comprar un pan de jamón
Next
Prev
diciembre 6, 2021
Hoy sábado 4 de diciembre de 2021 | Valor Petro: Bs. 261,6300 para la compra / Bs. 261,6300 para la venta | | IDI: 0,0227| | Sistema mesa de cambio: BCV: $ 4,6476 / BDV: $ 0,00 / BCV: € 5,2685 / BDV: € 0,00 | | Menudeo: $ 4,6476 / € 5,2685 para la compra, $ 4,6940 / € 5,3212 para la venta. |

Arquímedes Narváez: el eco de una voz que llega desde el costo Orinoco

Arquímedes Narváez: el eco de una voz que llega desde el costo Orinoco

El Tigre.- A las 4:00 de la mañana ya la familia estaba de pie. Diría un campesino en sus metáforas perfectas: con los huesos de punta. El descanso y el sueño quedaban en los chinchorros. Después del trago de café le echaban mano a la marusa con la provisión del bastimento diario. Por delante quedaba un camino largo sobre el polvo, sobre el agua. Cuando el sol despertaba, estaban ya cayéndole a la faena agrícola en las islas del Orinoco. Eso era en la temporada de verano. En la época de invierno, el camino no era tan largo, pero era más duro el trabajo. Los montes de las orillas del río Pao, los recibían con hacha, machete, garabato, sudor y esperanzas para que germinara el maíz, el arroz, la caña y las vituallas comunes del conuco tradicional. El pan diario que provee Dios después de cada afán. Ley divina.

También había otro trabajo que se realizaba con sol o con lluvias: la lidia con el ganado en el corral, los potreros y a sabana abierta. La atención a los animales no tiene candelario.

El escaso tiempo libre que dejaba el cumplimiento de todas estas tareas ineludibles, como todo muchacho de crianza rural lo gastaba en esos matorrales que hay en los caminos entre Pueblo Viejo, Morano y La Victoria, pescando con anzuelos de alambra, pajareando con gomeras hechas de tripa de bicicletas y cazando iguanas con silbidos y lazos corredizos en las varas. Tampoco le faltaba un pedazo de rejo en el morral.

Así fue parte de la infancia y la adolescencia de Arquímedes Narváez en el costo Orinoco. Tiempos duros. Tiempos felices. Remembranzas de hoy.

Lugar de nacimiento

Arquímedes Narváez es cantante y compositor de música venezolana. Nació en Pueblo Viejo, caserío fundado por frailes capuchinos de las Misiones de Píritu en 1774, y que dos años después, dio paso a la fundación a lo que es hoy la parroquia Boca del Pao, uno de los puertos del río Orinoco que tiene el municipio Francisco de Miranda del estado Anzoátegui. Geografía inhóspita.

Sí. Allí, en Pueblo Viejo, nació Arquímedes Narváez, en un tiempo no tan lejano, aunque ya sabe de la ternura de los nietos. Artísticamente se le conoce como “el Hijo de Pueblo Viejo”.  Hijo de Olivia Narváez, natural de población de Múcura, estado Anzoátegui, de Antonio Mirabal Lanza (padre biológico), mientras que a partir de un año de edad, su padre de crianza es el puebloviejeño Asunción Navarro. Un libro para las enseñanzas de la existencia.

100 pollos para un menor de edad  

Tenía 15 años de edad cuando partió con destino a El Tigre. Su mente acariciaba la idea de un futuro distinto al que le esperaba en su lugar de nacimiento. En ese tiempo había mucho trabajo. Se vivía sin angustias con el salario que se ganaba. De inmediato comenzó a trabajar en una finca del médico veterinario Simón Farcheg, uno de los propietarios de la antigua ferretería Media Luna, ubicada en el Casco Viejo de El Tigre. La finca estaba ubicada en el área petrolera de Arecuna, municipio Miranda de Anzoátegui. Se dedicaba a la cría de pollos de engorde. A los 16 años de edad, ya era encargado de la producción de 100 mil pollos. No había expropiaciones.

El padrino Luis Acosta  

Como la plata alcanzaba para satisfacer todas las insuficiencias de una vida digna de quien se la ganaba, Arquímedes, pensando en que resolvería sus necesidades de transporte, se compró una motocicleta. Nunca pensó que comprándose ese vehículo, estaba adquiriendo su boleto para pagar el Servicio Militar Obligatorio. Su padrino Luis Acosta era el encargado del Conscripto Militar en Boca del Pao. Éste le puso una carnada. Un fin de semana lo mandó a llamar para que le mostrara la moto. Arquímedes llegó emocionado por la invitación de su padrino, quien después de saludarlo y tratarlo con mucho afecto y respeto le dijo: “Usted de aquí no se va y la moto aquí se queda”. Arquímedes le preguntó aún sin entender lo que sucedía: “¿Qué pasó, padrino, me va a dar trabajo, voy a ser su secretario?”. El padrino lo vio de pies a cabeza y puso rostro severo y le contestó: “Ahijado, usted en esa moto, si no termina muerto en una de esas carreteras, va a parar en malandro, así que usted, de aquí no se mueve, está reclutado; lo voy a mandar para que pague el  Servicio Militar y deja de andar por ahí, preocupando a mi comadre. Yo le aviso a ella para que le traiga algo antes que lo pasen al comando”. Santa palabra.

Caballos de hierro

No hubo manera de evadir la responsabilidad. “El Hijo de Pueblo Viejo” tenía 17 años de edad. Cumplió con la imposición patria. Al pasar a la reserva, trabajó de nuevo en la finca de Farcheg, hasta los 24 años de edad. Dejó el cuido de la cría de pollos por el trabajo de operador de maquinaria pesada en una vaqueras propiedad de Juan Raydán, fundador de Muebles Raymos en El Tigre. El brillo de la prosperidad cubría a la mesa de Guanipa.

El ruido fuerte de los grandes motores, siguió gustándole a Nárváez. Pero ya no quería estar dando vueltas en un mismo sitio. Quería recorrer caminos, agarrar carreteras, y no porque estuviera loco. Quería trabajar y viajar. Y para emprender ese viaje, sus caballos, sus potrancas fueron las gandolas. Se hizo gandolero. En esas rutas solitarias se le despertó una nueva motivación que desde años rondaba en su cabeza y en las fibras de su espíritu. Se le despertó la necesidad de cantar y de ir inventando y memorizando sus propias canciones. No era raro ver al gandolero, estacionarse no para tomarse un café, echarse agua en cara o surtir combustible. Era para anotar en algún papel, los versos, las estrofas y hasta para memorizar bien la música de una canción. Apuntes para el arte.

Coplas entre humo y ruidos de motores

Afirma que subía a las gandolas y frente al volante iba cantando. Las gigantescas bestias de hierro y neumáticos, ennoblecían su alma. En esos caminos, en esos viajes nacieron unas cuantas composiciones. Llegaba el motivo y lo demás se hacía fácil, como fácil le era también cubrir las rutas echando coplas. Trabajó seis meses como transportista de Cervecería Polar y luego con la industria petrolera. Largo recorrido melodioso.

De las gandolas al estudio de grabación

Cantaba sus canciones en reuniones familiares. Un día sus hijos José Arquímedes y Julio César Narváez le propusieron que grabara una producción musical con tanto material que tenía y así toda la familia y a todos a quienes les gusta la música llanera tendrían un presente y un grato recuerdo a través de su voz. Un tiro al blanco.

El resultado de esa propuesta es el disco “Arquímedes Narváez “El Hijo de Pueblo Viejo”. La grabación fue hecha en los estudios Laurel Estudios, en El Tigre, bajo la dirección del maestro Héctor Piña. En esta producción participaron los músicos Alfredo Sifontes en el arpa;  José Fajardo en el cuatro, Esly Romero en las maracas y Ángel Valladares en el bajo. Todas las canciones son de su inspiración. Repertorio inagotable.

De este material  grabado en el mes de abril de 2021, las canciones que más son solicitadas por los usuarios de las distintas emisoras de radio, son: “Pobre pero feliz”, “Morenita piel canela” y “El heredero”. Ya vendrán muchas más.

El maestro Piña se sorprendía, porque aunque Arquímedes no ejecuta ningún instrumento musical, fue muy poco lo que hubo que trabajar en los arreglos de las canciones. Su mamá Olivia Narváez toca cuatro, su hermano Ramón Emilio también, uno de sus tíos tocaba cuatro y mandolina y otro de nombre Antonio “Frijolito” Narváez, igualmente ejecutaba el cuatro; pero él aún no domina esa  facultad. Sigue componiendo. Ya hay quienes tienen para grabar composiciones suyas. Todo con cierto “acento campesino”.

Recibiendo bendiciones

A pesar de las circunstancias que se generan en el día a día, debido a la pandemia, en los últimos meses en la vida de Arquímedes Narváez se suceden cosas en secuencia de manera favorable. Mientras trabajaba en la promoción del disco, visitando emisoras de radio en la zona, visitó Radio Venezuela 103.7 FM, en El Tigre, y se encontró con la posibilidad de hacer un programa de radio. Llegó a un acuerdo con el director de la emisora Robert Lozada. Desde hace más de dos meses, de lunes a viernes en horario de 9:00 a 11:00 am, produce y conduce el programa de música llanera Compañero de Camino, su primera experiencia en radio. Esta experiencia se le ha convertido en una escuela de gran aprendizaje y le ha abierto las puertas para estar en contacto con una infinidad de personas de toda la zona, del país y del mundo. Se confiesa enamorado de la radio.

Otro de los proyectos que llegó a sus manos como enviado por Dios, es la protagonización de un papel en la película “Francisca ´Pancha´ Duarte”, cuya producción la dirige el poeta José Gregorio Mogollón. Interpretará el personaje un gallero relacionado con Natalio González, dueño del hato Barrialito, donde “Pancha” Duarte fue ama de llaves. Es algo muy serio.

Como parte del proceso de formación escénica para el rodaje de esta película, pronto recibirá el diploma de la Fundación Bolivariana de Cultores y Folkloristas del Estado Anzoátegui de la Escuela de Experimental de Arte Dramático, dirigida en El Tigre por el profesor Rivas. Trabajo y formación.

Cuatro canciones nuevas

Entre sus proyectos para este año también contempla la grabación de cuatro nuevas canciones. Esto con la finalidad de mantener despierto el entusiasmo de la cantidad de personas que vienen siguiendo sus diferentes propuestas artísticas. Revelación inesperada.

Buena idea. Eso es como lo que hacía desde las 4:00 de la mañana, levantarse temprano, no precisamente para agarrar agua clara, pero sí para cumplir a cabalidad con el trabajo. Ese deber que honra al hombre a través de los esfuerzos que hace. Las huellas escriben la historia.

Fotos: Cortesía.

ÚltimasNoticias

Noticias Relacionadas

© 2021 - Primera Fila C.A. - Venezuela
Diseño y desarrollo César Rojas & Nguyen Hernández