Partido de José Brito ofrece tarjeta a Sergio Garrido para elecciones en Barinas el 9-Ene
Delcy Rodríguez acusa a la UE de “sabotear el proceso electoral” del 21 de noviembre
Maduro otorga estatus de refugiado al etarra español Asier Guridi Zaloña
1er JH Fashion Show demostró que la Mesa de Guanipa tiene talento de exportación
Congreso de Perú rechaza moción para destituir a Pedro Castillo
Venezuela suma 364 nuevos contagios de Covid-19
La oralidad de los cacheros se oirá este sábado en Cantaura
Residentes del sector La Charneca están preocupados por los intensos olores a gas
Artistas harán entrega del mural ecológico a autoridades del municipio Simón Rodríguez
La inflación de noviembre fue la más baja en lo que va de año
Gobierno venezolano estima que exportaciones de crudo financien 61% de su presupuesto en 2022
Esta semana llegan al país los últimos pedidos de juguetes para navidad
Unesco acepta postulación de Tambores de San Juan como patrimonio cultural de la humanidad
Gustavo Dudamel: Es un honor trabajar con un genio como Steven Spielberg
Daniel Sarcos anuncia que es el nuevo animador de MasterChef Dominicana
Comerciantes se quejan de aguas putrefactas que corren frente al mercado municipal de El Tigre
Unos van alegres y otros…
El circo barinés…
La WTA premia a Carla Suárez con el premio al retorno del año
Desaparecidos / parte I
Next
Prev
diciembre 8, 2021
Hoy martes 7 de diciembre de 2021 | Valor Petro: Bs. 260,2800 para la compra / Bs. 260,2800 para la venta | | IDI: 0,0226| | Sistema mesa de cambio: BCV: $ 4,6333 / BDV: $ 0,00 / BCV: € 5,2296 / BDV: € 0,00 | | Menudeo: $ 4,6333 / € 5,2296 para la compra, $ 4,6796 / € 5,2819 para la venta. |

El Tigre en la palabra de algunos escritores

El Tigre en la palabra de algunos escritores

El Tigre.- Al decir El Tigre referimos todo lo que vincula su entorno, río Caris, río Guanipa, Mesa de Guanipa, río Tigre, petróleo, sabanas y la calidez de su gente y la inigualable belleza de sus mujeres.

“Los mereyes estaban tan cargados que bajaban sus frutos hasta el suelo. El vestido azul con flores blancas de She, manchado de merey, temblaba con el viento. Ella lo sujetaba con una mano y con la otra la jugosa fruta, la cual mordía ayudada por sus labios rojos. Cuando al fin llegamos al río, ella trepó por mi espalda, hasta el cuello, pasando por encima del pomagás. Así nos metimos al Cari que estaba sereno”.

Texto de Emmanuel Azócar, poeta, artista plástico y dramaturgo, nacido en El Tigre y fallecido prematuramente en Caracas. Este texto está en su libro de relatos “She”. Edición de Editorial Ambrosía, Caracas, 2001.

“Pero mi destino era América. Llegando a Macao, me contraté con un circo trashumante que viajaba a Brasil. La embarcación naufragó frente a las costas de Paria. Todos (empresarios, payasos, animales, equilibristas), murieron en el siniestro. Todos, menos yo, siempre protegido por mi talismán ignipotente. Como pude alcancé  la costa y me adentré en tierra firme. Fatigando feraces serranías, llanuras, caminos, pueblos y caseríos  de escasa importancia, por fin llegué a El Tigre, en los primeros días del auge petrolero”.

Fragmento del cuento “Orden incombustible”, de Denzil Romero, narrador venezolano nacido en Aragua de Barcelona, estado Anzoátegui en 1938 y falleció en Valencia, estado Carabobo en 1999. Este texto narra la llegada de un mago asiático a El Tigre donde se enamorada de una joven que llamó Arrullo del Morichal de Cayauro. Está contenido en su libro “El invencionero”, publicado por Monte Ávila, Caracas, 1982.

“Pero que iba a saber Caregato tan siquiera imaginar, lo que era la vida en los taladros, en medio del sol  inclemente de la Mesa de Guanipa y la sed como una garrapata pegada en la garganta todo el día. Abajo: el barro de petróleo y tierra caliente. Y arriba: en la torre: los hombres empequeñecidos, como de juguete, pendiendo de un hilo, de un pelo y del coraje –de los cojones decía siempre el padrino-. Mediodía en los taladros: Sol, sabana, taladro y brega…”

Fragmento del cuento “Caregato” de Earle Herrera, poeta, narrador, periodista y político, nacido en El Tigrito en 1949. Este cuento “Caregato, aparece en su libro “Sábado que nunca llega”, edición de Monte Ávila, Caracas, 1981.

“Zoila Yépez, la Greta Garbo, la primera prostituta de El Tigre se fue a morir a Ciudad Bolívar cansada de solicitarle a la Virgen del Valle que le devolviera la inocencia para tener derecho al cielo”.

Cuento de Alfredo Armas Alfonzo, titulado “10×5”, incluido en uno de sus últimos libros  “Los desiertos del ángel”, de Alfredo Armas Alfonzo, nacido en Clarines, estado Anzoátegui, en 1921, y fallecido en Caracas en 1990.  Este libro fue publicado por  Monte Ávila Editores, en 1990. Armas Alfonzo, fue Premio Nacional de Literatura en 1969.

“Es difícil explicar el contraste. Por lo que veía, Enzo parecía no haber vivido esa odisea que fueron para él los años ’77, ’78, ’79. Todo estaba limpio, aquel podía ser el estudio de Carl Yastrzermky, Luis Aparicio, Ted Williams. No había nada que hiciese pensar en el fracaso; más bien, lo que venía a la mente era el reconocimiento al talento de Enzo. Sin embargo, que todo no existía más allá de dos, tres, cuatro kilómetros. Ya en el límite, en el punto en que El Tigre y la Mesa de Guanipa se confunden, nadie sabía quién era Enzo Hernández”.

Fragmento del cuento “Sólo un short stop”, de Luis Felipe Castillo, coedición del Fondo Editorial del Caribe y Fondo Editorial Miguel Otero Silva, del Ateneo de El Tigre, publicado en 1993. Luis Felipe Castillo, nacido en Caracas en 1963, con este cuento se ganó en 1991 el premio de la bienal Eduardo Sifontes, del Ateneo de El Tigre.

“Una tarde después de la última batalla, el indio cargado de heridas buscó el chaparral donde se escondía la luna, tiró su sombrero de guerra sobre la paja y se echó a dormir con las pupilas cortadas en dos, pero no sintió sueño y prendió un tabaco. Descubrió que estaba acostado en un farallón y escuchó entre dos alas enormes la voz del zamuro que lo invitaba a subir al cielo”.

Fragmento del relato “Historia del cielo inexplorado” aparecida en el libro Fabulaciones de Benito Yrady, publicado por el Fondo Editorial Miguel Otero Silva del ateneo de El Tigre y el Conac. Benito Yrady nació en El Tigre, el 21 de marzo de 1951.

“Unos y otros descubren en la ciudad quién es miedo.  / Quién terror infalible.  /Adentro, / En la vastedad del alma “la culebra” es la noche. / Enfrascada en la batalla de los espantos”.

Poema de Marcos González, poeta nacido en El Tigre en 1959. Habla de la cara violenta de El Tigre, que no es ajena a ninguno de los que  habitamos la ciudad. Este texto está en el libro “Celajes de la sombra”, publicado por el Fondo Editorial Ipasme, en el 2005.

“A cincuenta pasos de la posada de las hermanas Maita, como si fuera una casa más entre los chaparrales, nació una cabria. Era un esqueleto de acero que comenzó a tejerse hacia lo alto y alrededor de cuya descarnada arquitectura giró la vida de todos desde el momento mismo en que se plantaron en tierra sus talones de cemento”.

Fragmento del capítulo V, titulado “Petróleo”, de la novela “Oficina Nº 1”, de Miguel Otero Silva, que habla del nacimiento de El Tigre petrolero. Otero Silva, nacido en Barcelona, estado Anzoátegui, en 1908, murió en Caracas, en 1985. Fue poeta, narrador, periodista y humorista.

 Merey

Que los muchachos andan bajo las matas de merey para recoger las pepas, para asarlas. Los muchachos andan sucios debajo de esas matas de merey, porque es la comida de ellos. Tienen la barriga rayada. Cuando no hay mereyes no están tan rayados. Cargan la barriga limpiecita. Así es la cosa. Cuando hay mangos están alegres, todos, de todo eso.

Narración oral kari’ña, recogida por Jean Marc Civrieaux en la Mesa de Guanipa y aparece en su libro “El hombre silvestre ante la naturaleza”, Fondo Editorial del Caribe, Barcelona. 2003. Civrieaux, nació en Niza, Francia en 1919. Murió en Venezuela en 2003.

“Atrás fueron quedando otros motivos. / La alfombra vegetal que iba cubriendo las fallas, / las alturas, la planicie y aquella soledad / que como el viento zigzagueaba entre arbustos y matales. / Después vino la gente.  /Acento extraño que llegó a incorporarse en el paisaje / de la tierra horadada y malherida. / La sangre que subía a borbotones / succionada en un ritmo permanente por vampiros de hierro.

Parte de “Canto a Guanipa”, poema de Helí Colombani, poeta nacido en Irapa,  estado Sucre, en 1932 y fallecido en Caracas en 1992. Residió varios años en la zona sur de Anzoátegui, donde desarrolló un interesante trabajo cultural. Y escribió sobre esta parte del estado. “Canto a Guanipa” fue llevado al teatro el año 2007 por el grupo Teatro Tres, bajo la dirección  de Miguel Flores.

“Estrofa altiva de brillantes galas, / tú, que cruzando inmensos horizontes / hace tu nido en los abruptos montes / donde baten los cóndores sus alas; / tú que altanera subes / a beberte del sol la lumbre de oro, / y luciendo fantástico tesoro,  /te envuelves como clámide de nubes… /Ven a posar tu vuelo poderoso / del “Guanipa” en las márgenes tranquilas, / y encontrará tu espíritu reposo, / y belleza inefable tus pupilas”.

Primera estrofa del poema “A orillas del Guanipa”, de Mercedes de Pérez Freites, poetisa nacida en Cantaura el 2 de agosto de 1885, ciudad donde murió el 19 de febrero de 1921. Este texto aparece en el libro “Versos”, editado por el Fondo Editorial del Caribe, Barcelona, 2005.

“A fines de 1932 el hombre interrumpió  el concierto natural; el pájaro con su canto se fue alejando; después, en un después que no tardó en llegar surgió la carpa, se empezó en un día como hoy a taladrar la tierra y el grito y el ruido plenaron la sabana; vino después el rancho, la casa de bahareque y moriche, levantada en cualquier sitio, luego el balancín, el mechurrio, el taladro y un nuevo canto se comenzó a cantar por todos lados. Era el nacimiento de El Tigre. Así nació El Tigre”.

Fragmento del discurso de Dr. Adalberto Carrasco  Mata, leído en la plaza Bolívar de El Tigre, el 23 de febrero de 1983, publicado en “Antorcha#, el 24 de febrero del mismo año.

Foto: José González.

ÚltimasNoticias

Noticias Relacionadas

© 2021 - Primera Fila C.A. - Venezuela
Diseño y desarrollo César Rojas & Nguyen Hernández