Salvador Pérez gana el premio Luis Aparicio de manera unánime
Conmebol rechaza propuesta de la FIFA de celebrar el Mundial cada dos años
Atlanta ganó el primero y toma ventaja en la Serie Mundial
Colombia será la sede de la Copa América femenina en 2022
Feria Electoral lista e inicio oficial de campaña a punto de caramelo
Falso efectivo de la GNB fue detenido en El Tigre luego de realizar varios robos y acoso a mujeres
Tito Mata: Están aplicando distracciones políticas para atacar el trabajo que estamos haciendo
El chavismo dice que está dispuesto a todo para ganar de «manera aplastante» el 21N
Monitor Salud: Ocupación en hospitales centinelas es de 48,5 % para camas de cuidados intensivos
En municipio Freites de Anzoátegui buscan candidato único de oposición
Encontraron sin vida a dos de las cinco víctimas del naufragio de Macagua
Senado de Brasil aprueba informe que acusa a Bolsonaro de crímenes durante la pandemia
Defensa de Alex Saab pide que solo los medios “de buena reputación” puedan acceder al juicio
La UE desplegará 44 observadores en el arranque de la campaña electoral en Venezuela
Venezuela suma 1.148 nuevos casos de Covid-19 y 14 fallecidos
Dos accidentes dejan un lesionado en El Tigre
Polisosir detiene a sujeto solicitado por homicidio de sexagenario ocurrido en el sector Agua Fría 
Dirigentes de AD en El Tigre se cansan de atropellos y deciden renunciar para apoyar a Raydan y la Unidad
Frontera con Colombia abierta de manera permanente
Nuevo doblete de Deyna Castellanos da la victoria a la Vinotinto femenina
Next
Prev
octubre 27, 2021
Hoy martes 26 de octubre de 2021 | Valor Petro: Bs. 236,7800 para la compra / Bs. 236,7800 para la venta | | IDI: 0,0205| | Sistema mesa de cambio: BCV: $ 4,2111 / BDV: $ 4,1745 / BCV: € 4,9023 / BDV: € 4,8205 | | Menudeo: $ 4,2111 / € 4,9023 para la compra, $ 4,2532 / € 4,9514 para la venta. |

El ánima del Taguapire es un templo de la fe popular

El ánima del Taguapire es un templo de la fe popular

Pariaguán.– Todo comenzó como un  simple sepulcro.  Una tumba más de las que se acostumbraba a dejar en cualquier punto del llano. Esos mismos que formaban los antiguos y casi anónimos cementerios, que se ha tragado el tiempo y el tremedal.

En este caso, quizás por obra divina, no se perdió y el camino tampoco fue borrado. En contraste, se transformó con el paso de los años. Avivó una flor de fe en la desierta geografía. De los huesos de una mujer germinó una semilla de devoción. El lugar se convirtió en un territorio de milagros.

Este es el caso de Francisca “Pancha” Duerto Salazar o más común, Duarte. Una mujer que nació, vivió y murió en el llano, en la zona limítrofe de los estados Guárico y Anzoátegui, a finales de la centuria de 1800. Nació al suroeste de Santa María de Ipire, municipio Santa María de Ipire, estado Guárico, y falleció en el hato Viboral, jurisdicción de Zuata, municipio José Gregorio Monagas del estado Anzoátegui, después de haber prestado por largo tiempo sus servicios de ama de llaves en el hato Barralito, de Natalio González, ubicado en la vía Pariaguán-Santa María de Ipire y convivir con familiares en otros sitios de esa zona.  Murió afectada por paludismo. Y se cuenta que mientras su cortejo fúnebre  se dirigía de Viboral al cementerio de Santa María de Ipire, se presentó una situación, que todavía quienes han investigado sobre su vida, barajan tres tentativas: la crecida de una quebrada, el peso exorbitante del cadáver y la presencia de un ejército de la guerrilla federal. Sea cual sea, la versión exacta, quienes llevaban en cadáver en lo que llamaban parihuela: un chinchorro con una vara en cuyos extremos los hombres lo cargaban al hombro.

Lo cierto es que se vieron obligados a enterrarla al pie de un taguapire, en el lugar en el que se encuentra hoy día su capilla, en la carretera nacional de los Llanos, a pocos kilómetros antes de llegar a Santa María de Ipire.

El santuario parece un verdadero museo de la devoción popular. Ha sido ampliado varias veces para albergar ofrendas, estampas, imágenes, figuritas, placas, carteles, coronas, flores, fotografías, frutos, comida, reliquias, imágenes,  prendas y cuantos objetos quepan en el imaginario del colectivo de la fe, no sólo del país, también del extranjero, no sólo de la fe católica sino de múltiples religiones y cultos, que han hecho poderoso dentro del sincretismo religioso el espíritu de “Pancha” Duarte. La devoción que recibe es creciente. Se debe a que concede logros disímiles e imposibles sólo con invocar la obra de Dios a través del nombre de Francisca “Pancha” Duarte, ánima del Taguapire, de la cual han dicho algunos de los practicantes de su fe, que no se presta para las malas acciones.

Lo que comenzó como una simple estructura con cerca de alambre y un túmulo de piedras, pasó a ser capilla de  barro y palma y hoy parece un complejo espacios, para el panteón, oratorio, oficio de misas, pasillos, sitios de descanso, sala de velas, sitios para venta de motivos relacionados con “pancha” Duarte y demás bisuterías.

Un poco de historia

César Salazar fue uno de los celadores del santuario del ánima del Taguapire. Reside en Santa María de Ipire. Al tratar de explicar un poco la historia de la vida de Francisca Duarte, dice: “Ella era una mujer humilde, trabajaba en el campo y era muy servicial. Fue ama de llaves del hato Barrialito, de Natalio González. Allí tuvo una hija, Margarita, de la que no se supo quién era el padre; los secretos y respetos de esa época eran muy cerrados y no se develó nunca. A su vez Margarita tuvo dos hijos, Víctor Genaro, que también tiene su capilla en la vía nacional de Los Llanos entre Pariaguán y Santa María de Ipire y una muchacha llamada “La Chicha”, que está sepultada en el cementerio de Zuata. Que se sepa, Víctor Genaro y “La Chicha”, ninguno de los dos tuvo hijos”.

Salazar relató: “Cuando se fue a casar Margarita, “Pancha” Duarte, decide irse de Barrialito, con ella hasta el hato Viboral, a orillas del río Zuata. Estando en Viboral, se comenta que ella quiso volver a Barrialito, pero don Natalio que era hombre de palabra severa, se negó. Eso se dice. En Viboral ´Pancha´ enfermó con paludismo. La noticia de la enfermedad le llegó a Natalio González en Barrialito, y ahí sí, la mandó a buscar, pero cuando los hombres llegaron a Viboral, ya “Pancha” Duarte, había muerto”.

“Era el año de 1896. Le dan el aviso al señor González, quien ordena que la lleven al cementerio de Santa María de Ipire. Un grupo de hombres emprende la tarea llevando el cuerpo en parihuela, un chinchorro cargado con varas en las puntas para facilitar su traslado a hombros. Así emprenden el penoso viaje de Viboral a Santa María, destino que jamás se concretó. Existen tres versiones al respecto: la primera, que la quebrada Santa Lucía, que se llena sólo cuando llueve muy fuerte, estaba crecida. Esta versión no es muy creíble, por la distancia de la quebrada hasta el sitio del taguapire al pie del que fue enterrada ´Pancha´ Duarte. La segunda versión es que los llaneros venían cansados y la colocaron bajo la sombra del taguapire y cuando la fueron a levantar, no pudieron porque estaba demasiado pesada. La tercera versión, es que por ese sitio avanzaba un ejército de la guerrilla federal, y como los viajeros de esa época acostumbraban a llevar un guía o “mosca” que notificaba lo que sucedía kilómetros adelante, éste avisó de la presencia de una tropa armada, por lo que los llaneros temerosos de encontrarse y ser reclutados, colocaron el cadáver al pie del taguapire y se escondieron en el monte a esperar que desapareciera la amenaza, pero era tanto el temor, que esperaron mucho tiempo, que el cuerpo de ´Pancha´ Duarte se descompuso y tuvieron que sepultarlo al pie del taguapire, árbol que por cierto fue, lamentablemente, cortado para ampliar el santuario”, dijo César Salazar, versiones que más o menos maneja luego de consultar el libro “Francisca ´Pancha´ Duarte, ánima del Taguapire”, escrito por el abogado Miguel Cabello.

Aseguró que la primera petición de milagro al ánima del Taguapire, fue de un llanero que venía con un arreo de ganado desde  Apure para Carúpano y cuando iba cerca de Santa María, cayó un centellazo y se le barajustó el arreo, y rogó al ánima que su ganado no se perdiera, que al recuperarlo le haría una capilla de palma. El caporal y sus hombres durmieron esa noche allí y en la mañana empezaron a buscar las reses y a poca distancia las consiguieron. El hombre dio las gracias al ánima, pero no cumplió la promesa.

Cuenta que el llanero pasaba con sus arreos de abajo para arriba sin honrar el milagro, hasta que una madrugada escuchó una voz que le dijo; “Tú me pediste y te cumplí, cúmpleme tu ahora”. Así que le mandó a hacer la primera capilla.

Sin embargo, el corrío de Próspero Infante, fue determinante para aumentar la fe y creencia colectiva el espíritu de “Pancha” Duarte.

César Salazar describió a Francisca “Pancha” Duarte, como una mujer de color mulato, de senos pronunciados, robusta, de carácter recio. Había nacido al suroeste de Santa María de Ipire, en el caserío Mata de Los Indios. Sus padres, seguramente serían campesinos de la zona.

En cualquier parte del país hay una imagen de “pancha” Duarte y se le rinde culto. En la ciudad de El Tigre, en la avenida Intercomunal fue levantado un monumento en su honor y existe una cofradía de devotos organizados.

ÚltimasNoticias

Noticias Relacionadas

© 2021 - Primera Fila C.A. - Venezuela
Diseño y desarrollo César Rojas & Nguyen Hernández